¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Ocho comunidades autónomas han eliminado los exámenes de septiembre al menos en un curso

La convocatoria extraordinaria se adelanta al mes de junio. Los partidarios de este adelanto destacan que garantiza la evaluación continua y favorece la organización del sistema educativo Los detractores creen que perjudica a los estudiantes con más suspensos

Cada vez son más. El próximo curso, que arranca en unos días,  tres nuevas comunidades autónomas eliminarán los exámenes de septiembre y los adelantaran a junio en ESO, Bachillerato o en las dos etapas. Madrid, La Rioja y Castilla y León ( que adelanta sólo los de 2º de Bachillerato ) se sumarán a Navarra, País Vasco, Cantabria, Comunidad Valenciana, Canarias y Extremadura (también en este caso sólo ha adelantado la evaluación extraordinaria de 2º de Bachillerato). Serán en total ocho las que tengan implantado este tipo de calendario al menos en algún curso.

En la Comunidad Valenciana será el quinto curso consecutivo con este sistema en las etapas de ESO y Bachillerato. Un modelo que implantó el PP en el curso 2013-2014  y que la actual consejería de Educación del gobierno tripartito ha decidido mantener tras comparar cuántos alumnos aprobaban en septiembre y cuántos en la evaluación extraordinaria de junio. "Cuando llegamos a la consejería en 2015 estudiamos los datos de los últimos 5 años, en tres de ellos se había realizado la convocatoria extraordinaria en septiembre y en dos en junio", explica Miquel Soler, secretario autonómico de Educación de la Comunidad Valenciana. Soler reconoce que el resultado les sorprendió: "A priori pensábamos que iban a salir mejor los resultados en septiembre. Cuando comprobamos que no era así, además comparando curso por curso y asignatura por asignatura, es cuando decidimos mantenerlo puesto que las ventajas eran mayores que los posibles inconvenientes". La consejería incluyó sus conclusiones en un informe que fue aprobado por "unanimidad" por el Consejo Escolar de la comunidad autónoma donde están representados padres, profesores y alumnos.

Entre las ventajas de trasladar a junio la convocatoria extraordinaria de septiembre Soler cita que garantiza la evaluación continua - lo que considera muy relevante en la educación obligatoria - o que permite adelantar la organización del siguiente curso: "Todos los centros pueden organizar los cursos, los grupos, los horarios de profesores y alumnos en el mes de julio. Además toda la adjudicación de plazas que hace la administración de docentes interinos la hacemos también en el mes de julio con lo cual el 1 de septiembre están ya todos los profesores en sus centros con los destinos adjudicados". Un 23% de los docentes es interino en España, prácticamente uno de cada cuatro, aunque algunas comunidades autónomas superan ese porcentaje.

El adelanto a junio tiene también ventajas para las familias ya que elimina, por ejemplo, la necesidad de tener que contratar una academia o un profesor durante el verano que muchos no se pueden permitir.

El adelanto de la convocatoria extraordinaria a junio también tiene detractores.  Nicolás Fernández, presidente del sindicato de docentes ANPE, considera que puede perjudicar a los alumnos con más suspensos: "En una semana o 10 días no hay tiempo material, si el alumno no tiene unos conocimientos, de que los pueda adquirir. Nosotros, en términos generales, creemos que es aconsejable mantener los exámenes de septiembre para dar esas nuevas oportunidades".

Fernández reconoce que adelantar la convocatoria de septiembre puede ser una ventaja para algunos estudiantes pero insiste en que puede perjudicar a otros: "En aquellos casos que estemos hablando de una sola asignatura  quizás los conocimientos sean más frescos y es posible recuperar pero si hablamos de varias asignaturas nosotros creemos que es más aconsejable volver en septiembre ya que hay más tiempo. Septiembre no debe ser un castigo sino una oportunidad para el alumno de recuperar esas materias y evitar la repetición de curso".

El adelanto de la evaluación final no supone ningún cambio ni en el número de días de clase ni en la carga lectiva que dan los profesores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?