¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La mujer de un ciclista fallecido consigue que sea delito fugarse tras un atropello

El Congreso inicia la reforma del Código Penal tras la propuesta de Anna González para endurecer el castigo a los conductores que arrollen a ciclistas

Este martes el Congreso aprueba una proposición de ley impulsada por la viuda de un ciclista que falleció en una carretera. / ATLAS

Anna González perdió a su marido en 2013, fue atropellado por un camionero cuando montaba en bicicleta, matándolo en el acto. El conductor ni siquiera se detuvo y se dio a la fuga. Pese a la gravedad de los hechos, el conductor fue acusado de una imprudencia leve y se archivó la causa.

Así comenzó la lucha de González para endurecer las penas por los accidentes mortales de ciclistas en las carreteras. Una campaña que inició hace 18 meses con una petición en la plataforma Change.org, que consiguió recabar más de 200.000 firmas, y que este martes culmina con un debate en el Congreso para endurecer el Código Penal.

La reforma, que ha sido presentada por el grupo parlamentario del PP, prevé que la ley endurezca los homicidios por imprudencia, así como la omisión del deber de socorro. Pues, según denuncia Rodríguez, este delito por omisión no se imputa en aquellos casos en los que la víctima fallece en el acto. Como fue el caso de su marido.

“El conductor tuvo la ‘buena suerte’ de que, como consecuencia del golpe, mi marido muriera en el acto” porque “a un muerto, según la benigna interpretación que hacen algunos tribunales de nuestra ley, no se le puede socorrer”, explicaba sobre su caso Rodríguez en la petición de Change.org.

Respaldo de la oposición

La proposición de ley, que ha sido respaldada por todos los grupos del Congreso, insta a que la muerte de varios ciclistas o peatones pase de estar penada con hasta cuatro años de prisión a nueve y que se introduzca el delito de abandono del lugar del accidente cuando previsiblemente existan víctimas graves o fallecidos.

Además, persigue perfeccionar y mejorar la definición de las imprudencias graves y muy graves y aumentar su castigo, de forma que, por ejemplo, se considerará siempre imprudencia grave la que se cometa por exceso de velocidad o consumo de alcohol o drogas.

La oposición ha dado su apoyo para que se inicie la tramitación de la proposición de ley presentada por el PP para modificar el articulado del Código Penal relativo a las imprudencias en la conducción y al reproche penal del abandono del lugar tras un siniestro.

“Estoy bastante contenta de culminar mi lucha”, ha dicho en declaraciones a Efe González, que ha asistido este martes al Congreso para seguir el pleno. También ha pedido que en el plazo de enmiendas se estudie definir las imprudencias leves con el objetivo de que haya una ley "más justa" y de que "ninguna víctima se sienta desprotegida".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?