¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Encontrar trabajo a partir de los 40

Les llaman el "colectivo invisible". Es una de las secuelas que ha dejado la crisis económica, la dificultad de reinserción en el mercado laboral para mayores de 40 años. Lo sufren más las mujeres, porque a la edad le suman la maternidad, que para muchas empresas, sigue siendo un problema

¿Por qué los empresarios no contratan a mayores de 40 años? Es la pregunta que le hemos trasladado a los expertos. "Es un tema de retribución, porque con las actuales tasas de paro, el empresario se suele decantar por jóvenes que trabajan más barato y cubren el puesto, en detrimento de las personas mayores que por experiencia o por cargas familiares no puedan aceptar determinadas empleos con salarios muy bajos". Es el análisis de Carlos Martínez, Presidente del IMF Business School que organiza este lunes una mesa redonda en Madrid sobre "el valor diferencial de los mayores de 40 años". Una oportunidad para que empresas y observatorios debatan sobre las dificultades para encontrar trabajo, a partir de esta edad, y las posibles soluciones.

El estigma de la maternidad

No hay un porcentaje exacto, pero sí una realidad incuestionable. Hay más mujeres que hombre en el llamado "colectivo invisible". Con el retraso de la maternidad, cada vez es más habitual y menos extraordinario que una  mujer tenga hijos con 40 años o los tenga muy pequeños, con las cargas y obligaciones  familiares que esto supone. "Al final la maternidad es un hándicap. No terminamos de sacar una ley donde al padre se le obligue a coger la misma baja que a la mujer, que eso sería al final lo que equilibraría esta situación, como pasa en otros países como Austria. Hasta que eso no ocurra la mujer estará estigmatizada laboralmente por el tema de la maternidad. Aunque el paro femenino ha mejorado en los últimos años, sigue siendo mayor que el masculino y al final las mujeres mayores de 40 años que no tengan un empleo cualificado previo se quedan para tareas relacionadas con el hogar o los cuidados a enfermos y dependientes. Al final es un bucle de precariedad y temporalidad del que no se sale", explica Carlos Martínez.

Soluciones para este colectivo

Subvenciones y ayudas a las cuotas de la Seguridad Social. Sería un avance importante, en opinión del presidente del IMF Business School. "Hay que ampliar el espectro de las ayudas, ahora solo vigentes para jóvenes y mayores de 50. Hace cinco años hablábamos de los mayores de 45 y ahora esta edad se ha rebajado a los 40".El experto apunta también posibles medidas de discriminación positiva para este colectivo, compuesto por casi un millón de personas entre 40 y 49 años, según el último dato de empleo disponible, correspondiente al segundo trimestre de 2017. Además, al dejar de cotizar en los últimos años de vida laboral, tienen complicado el pago de una pensión y son un colectivo determinante para que funcione el sistema, sobre todo, con el aumento de la esperanza de vida.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?