¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

DIRECTOSigue en directo en 'A Vivir' el segundo episodio de #VidasEnterradas

Declaración Unilateral de Independencia

El Europarlamento ve una provocación la declaración unilateral de independencia

La Unión Europea niega la mediación a Puigdemont y pide diálogo a Rajoy

El Parlamento Europeo, con Cataluña encima de la mesa. / ATLAS / EFE (PATRICK SEEGER)

La Unión Europea quiere diálogo pero entre los españoles y sin necesidad de mediación. Diálogo entre protagonistas de un conflicto que genera, como demuestra el debate europarlamentario mucha preocupación, también en las filas de los populares europeos.

"Necesitamos que España dialogue. Un diálogo basado en su Constitución. Por esto les pido a todos, por favor siéntense juntos", ha cerrado su intervención Manfred Weber. El presidente del grupo popular europeo ha advertido que el referéndum, suspendido por el Constitucional, "no puede considerarse válido" porque "no responde ni a las bases de la ley catalana y se opone a las de la Constitución española". Y ha exigido "a las autoridades catalanas que no den ningún paso irreversible".

Una declaración unilateral de independencia sería "la última provocación que echaría más leña al fuego después del inútil referéndum del domingo", ha dicho aún con más dureza el jefe del grupo socialista europeo. Gianni Pitella ha criticado directamente la gestión de Rajoy: "Podía haber sido más efectiva", ha dicho, y ha lamentado la actuación de la Guardia Civil como algo "inaceptable".

Sin embargo, el vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans, considera que "aunque la violencia no es nunca la respuesta, a veces, los gobiernos tienen que utilizarla de forma proporcionada para defender las leyes". Declaración que ha sido interpretada por muchos diputados como una forma de excusar la actuación policial aunque los portavoces del vicepresidente niegan que fuera la intención y reclaman la lectura completa de un discurso que ha creado decepción entre los diputados proindependencia.

"Yo estoy profundamente decepcionado con la Comisión Europea, con su portavoz hoy, el vicepresidente Timmermans, porque he echado en falta una condena rotunda de la violencia contra ciudadanos europeos que lo único que queríamos hacer era votar", ha dicho a la Cadena SER dando por hecho que es posible encontrar alguna solución alternativa a la soledad de una declaración unilateral, "puede haber alguna decisión del Parlamento de Cataluña, con un contenido que en estos momentos yo no conozco pero que dando salida al voto, deje abierta la puerta al diálogo", ha explicado sin otras precisiones.

De diálogo ha hablado con la Cadena SER, el secretario de Estado de Asuntos Europeos. "Ojalá, ojalá... aunque vistas las declaraciones del gobierno de la Generalitat y de sus aliados lo veo, no sé... Habría que dar las vueltas al reloj bastante atrás para encontrar la vuelta a la cordura y a la legalidad", nos ha dicho.

Jorge Toledo regresa a Madrid satisfecho: "El Gobierno siente que tiene el apoyo de todas las instituciones de la UE y de todos nuestros amigos estados miembros para dentro de la Constitución seguir funcionando en España como no puede ser de otra forma".

Pero incluso para él, el pleno ha sido duro. En Estrasburgo desde el pasado lunes, llamando a las puertas de todos los grupos europeos, Toledo ha confirmado que el 1 de octubre tiene un coste para España. "Preocupan las imágenes, claro", admite como también lo admite el portavoz del grupo popular español, Esteban González Pons, que ha vivido momentos de preguntas difíciles en su grupo europeo y que en una dramática intervención, ha pedido a sus colegas de todos los escaños: "No nos señalen, no den ustedes la razón a los nacional populistas por qué España está luchando por permanecer unida y a ella le corresponde dialogar con España, a nadie más". Un apoyo obtenido aunque el debate demuestra ya en sí mismo que España y su gobierno se encuentran bajo el foco de las Instituciones de la UE.

Los jefes de los grupos políticos pactaron que el debate del Europarlamento sería sólo para ellos y los eurodiputados españoles y muchos más rompieron esa norma interviniendo en el debate previo dedicado a la Cumbre de Tallin de la que se ausentó Rajoy.

Vivas al rey del popular Carlos Iturgaiz contra una bandera estelada en los escaños fueron el prólogo de una hora de quejas en todos los idiomas ante la situación en Cataluña.

"Les pido, por favor, que hagan algo", ha reclamado Urtasun, de Iniciativa. "Si no toman partido se convertirán en parte del problema", ha dicho Miguel Urbán, de Podemos. Muchas voces exigiendo a Bruselas una actuación directa, punitiva, que quedan diluidas tras la estructurada posición de los jefes de grupo de todos los partidos pero que si demuestran que España debe resolver el problema.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?