¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Asesinato JFK

Los detalles más comprometidos del asesinato de Kennedy siguen ocultos

Los documentos sí que han revelado muchas informaciones sorprendentes que siguen sembrando la duda sobre lo que ocurrió en Dallas el 22 de noviembre de 1963

John F. Kennedy y Jaqueline Kennedy, en los momentos previos al asesinato de JFK, en Dallas (Texas). / ()

La publicación de documentos relacionados con el asesinato de JFK no acabará con las teorías de la conspiración y las sombras de algo oscuro persistirán alrededor del magnicidio que conmocionó al mundo hace ya 54 años. Donald Trump ha autorizado esta semana a que se publiquen un total de 2.891 documentos, si bien una parte ha sido bloqueada para ser sometida a una nueva revisión a petición del FBI y la CIA.

La parte más sensible del archivo sobre Kennedy, cerca de 300 informes que contienen los documentos más comprometidos para la seguridad nacional, permanece aún oculta. El presidente ha establecido un plazo de al menos otros seis meses para que se descarte si su publicación podría poner en riesgo a los servicios de Inteligencia del país norteamericano.

Nuevos descubrimientos

- El director del FBI, J. Edgar Hoover estaba muy preocupado por la muerte de Lee Harvey Oswald. En una nota publicada el 24 de noviembre de 1963, el mismo día en que Lee Harvey Oswald (el asesino de JFK según la versión oficial de los hechos)  fue asesinado por un hombre llamado Jack Ruby, Hoover expresó su preocupación por la muerte de Oswald. Para el director del FBI, la muerte de Oswald podría llevar al pueblo norteamericano a dudar de su implicación en el asesinato, por lo que, en su opinión, era vital encontrar pruebas directas de su participación para acallar esa incertidumbre.

- Una llamada avisó a un reportero británico de una "gran noticia en EEUU" 25 minutos antes del asesinato de JFK. Un reportero del diario local británico Cambridge News recibió una llamada anónima en su redacción que le avisó de que habría "alguna gran noticia" en Estados Unidos 25 minutos antes de que fuera asesinado en Dallas el presidente Kennedy. Esta información consta en un memorando del 26 de noviembre de 1963. El documento explica que la llamada se recibió en la redacción del diario el 22 de noviembre a las 18:05, hora británica (12:05 en Dallas, Texas).

La nota estaba escrita por el entonces subdirector del FBI, James Angleton, y en ella informaba a su director J. Edgar Hoover, que el Servicio de Inteligencia Interior británico (MI5) les había informado de la llamada a este redactor local. "El comunicante dijo solo al reportero de Cambridge News que debería llamar a la Embajada americana en Londres por grandes noticias y entonces colgó", señala el documento.

- Oswald fue interceptado hablando con un agente de la KGB meses antes del asesinato. Los documentos publicados recientemente muestran registros de la existencia de una llamada entre Oswald y el embajador ruso en Ciudad de México. Durante esa conversación se escuchó al asesino de Kennedy hablando "en ruso roto" con el cónsul Valeriy Vladimirovich Kostikova, quien según los documentos era un "oficial identificado de la KGB". Aunque la llamada pudo haber sido interceptada por "el descuido de los propios agentes", dicen los documentos, "no era habitual" que la KGB participara en esas conversaciones en una embajada soviética.

Lyndon Johnson aseguró que el asesinato era venganza por el asesinato del líder vietnamita Ngo Dinh Diem, en 1963. El director de la CIA Richard Helms, en el cargo durante las administraciones de Lyndon B. Johnson y Richard Nixon, afirmó en abril de 1975 que Johnson afirmaba constantemente que el asesinato de JFK era un acto de retribución extranjera. "El presidente Johnson solía andar diciendo que la razón por la que el presidente Kennedy fue asesinado era porque había asesinado al presidente Diem", dijo Helms en una declaración que ha visto la luz ahora.

El presidente de Vietnam del Sur fue arrestado y asesinado el 2 de noviembre de 1963 en un golpe de Estado perpetrado por la CIA y llevado a ejecución por el general Duong Van Minh.

- Robert F. Kennedy fue avisado de un libro que detallaba su "relación cercana" con Marilyn Monroe. A Robert F. Kennedy, el hermano menor del presidente, se le envió una nota en la que se le advertía de la inminente publicación de un libro que iba a revelar información sobre la "estrecha relación" con el icono de Hollywood Marilyn Monroe. Según el memorando, La extraña muerte de Marilyn Monroe, un libro de 1964 de Frank Capell, aludía a la pareja con frecuencia. "A lo largo del libro, Capell afirma que usted tuvo una relación cercana con la señorita Monroe", comentaron varios oficiales a Robert F. Kennedy, que por entonces era fiscal general.

¿Qué falta por revelar?

Los cientos de documentos publicados por los Archivos Nacionales el pasado jueves permanecen muy incompletos, según antiguos funcionarios del gobierno y destacados estudiosos del asesinato, incluidos aquellos que creen que Lee Harvey Oswald actuó solo y los muchos que no creen lo mismo.

Insisten en que gran parte de lo que el gobierno sabía o sospechaba acerca de personas que podrían haber tenido conocimiento del asesinato de Kennedy o que tenían un motivo para participar en una conspiración o encubrimiento, permanece oculto al público o ha sido destruido.

El Servicio Secreto, por ejemplo, ha reconocido que ha destruido algunos de los documentos sobre lo ocurrido en Dallas el fatídico 22 de noviembre. No se han puesto a disposición del público archivos de inteligencia del Ejército y la Armada sobre personas clave en los eventos y muchos de ellos fueron protegidos por investigaciones gubernamentales en los años sesenta y setenta.

Según el Servicio Secreto, también falta parte de un informe de la CIA sobre Oswald, el ex marine que desertó a la Unión Soviética antes de regresar a los Estados Unidos. Y queda mucho misterio por desvelar sobre todos los archivos mantenidos por el fallecido James Jesus Angleton, el principal funcionario de contrainteligencia de la CIA que se hizo cargo de la investigación de la Agencia sobre el asesinato. "No tengo ninguna duda de que destruyó las pistas iniciales de sus investigaciones", confirman algunos expertos en la materia.

Donald Trump ha dado un nuevo plazo de 6 meses para someter a revisión el resto de documentos clasificados, a petición del FBI y la CIA, por lo que la especulación sobre el mayor misterio de los últimos 50 años en Estados Unidos, continuará, al menos, hasta abril del próximo año.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?