¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Un empleado de Twitter desactiva la cuenta de Trump en su último día de trabajo

La compañía achaca el movimiento a un "error humano"

La cuenta de Donald Trump vuelve a la normalidad. /

Durante 11 minutos, Donald Trump no ha podido tuitear en su red social favorita. Al mismo tiempo, sus más de 41 millones de seguidores tampoco han podido acceder a sus tuits más polémicos. Todo por culpa de un empleado de la compañía, que en su último día de trabajo ha optado por desactivar la cuenta del actual presidente de los Estados Unidos.

No, esta cuenta no ha sido desactivada por los mensajes amenazantes que Trump emitió el pasado mes de agosto contra Corea del Norte, lo que provocó que varios activistas pidieran el cierre de su cuenta de Twitter al considerarlo una violación de los términos de uso de la compañía. Esta cuenta ha sido suspendida en venganza ante un despido inminente.

Un "error humano"

Pese a que apenas estuvo 11 minutos desactivada, miles de personas pudieron comprobar que la cuenta de Donald Trump había sido desactivada. Ante tal revuelo, Twitter inició una investigación para descubrir qué fue lo que había provocado esta situación. En cuestión de minutos, la compañía achacaba este suceso un error humano: "Hace un rato, la cuenta de @realdonaldtrump se ha desactivado de manera inadvertida debido a un error humano. La cuenta estuvo de baja durante 11 minutos y ya ha sido rehabilitada. Seguimos investigando y tomando las medidas para evitar que esto vuelva a suceder".

No obstante, tras varias horas de investigación, la compañía descubrió que no se trató de un error humano: "Durante la investigación hemos sabido que lo hizo un miembro del equipo de atención al consumidor durante su último día. Estamos haciendo una profunda revisión interna". Por lo tanto, se trata de una venganza de última hora de un empleado que fue despedido de la empresa.

La cuenta vuelve a la normalidad

Tras esos 11 minutos, la cuenta de Donald Trump volvió a la normalidad. De hecho, el presidente de los Estados Unidos continuó tuiteando a lo largo de la noche sobre su plan de reforma fiscal sin mencionar nada acerca de esos 11 minutos de inactividad. En lo que respecta a su cuenta de Twitter oficial @POTUS, no sufrió ningún tipo de anomalía a lo largo de la noche.

Mientras tanto, la comunidad de Twitter se ríe de la venganza del empleado de Twitter en su último día de trabajo. Mientras que algunos piden el Nobel de la Paz para él (por hacer callar a Trump durante 11 minutos) otros han denominado a este suceso como los 10 minutos de paz en Twitter.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?