¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Podemos prescinde de auditores independientes en sus consultas a las bases

  • Es personal del partido quien realiza la comprobación, control antifraude, auditoría y recuento de los votos
  • Hasta hace pocos meses esa labor la realizaban las entidades externas Ágora Voting y Open Kratio

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, interviene en la jornada que organiza su formación "Conectar España: plurinacionalidad, solidaridad, fraternidad" esta tarde en el Teatro del Círculo de Bellas Artes de Madrid / ()

¿Quién vigila la limpieza del procedimiento de votación digital en un partido en el que las consultas a las bases deciden asuntos tan importantes como la posición en una investidura, la entrada en Gobiernos autonómicos o las coaliciones electorales?

Hasta hace pocos meses la formación morada sometía los resultados de sus consultas a una doble auditoría externa, pero desde entonces esa labor de vigilancia la realiza el propio personal del partido. Así, votaciones como la que está teniendo lugar estos días en Cataluña sobre una coalición con los Comuns para el 21-D carecen de fiscalizadores independientes.

Adiós a Openkratio y Ágora

Desde 2015 y hasta la asamblea de Vistalegre II, celebrada el pasado mes de febrero, la formación morada ha contado con dos auditores independientes (denominados también "autoridades de votación") que supervisaban como observadores externos todos los procesos de votación telemática. Tanto las consultas a las bases (preguntas sobre posicionamiento político) como los procesos de primarias eran auditados por la empresa Agora Voting (ahora llamada Nvotes) y la asociación Open Kratio.

El papel de estas organizaciones era similar al de un interventor: garantizar que no se producen irregularidades durante el proceso de recuento de votos. El sistema consistía en que las dos autoridades recontaban los votos de manera paralela y ambas anunciaban los resultados a la vez.

Ágora Voting actuaba además como gestora de la herramienta digital de votación, por lo que, en realidad, hasta ahora Podemos se limitaba a aportar en censo.

Sin embargo, este sistema de verificación que Podemos venía aplicando en sus votaciones telemáticas cambió tras la dura Asamblea de Vistalegre II en la que Pablo Iglesias e Íñigo Errejón midieron la fuerza de sus respectivos proyectos políticos. Una asamblea que produjo roces entre el partido y Ágora.

Como reveló la SER, en las semanas previas a Vistalegre, el secretario de Organización, Pablo Echenique, propuso a Ágora que la votación online vinculara de forma "más evidente" listas y proyectos, lo que beneficiaba a la lista de Iglesias, pero finalmente la empresa rechazó la propuesta por falta de tiempo y dificultades técnicas.

Podemos utiliza a su personal como "autoridad" en las consultas

Según información facilitada por Open Kratio, asociación sin ánimo de lucro que ha supervisado más de 220 procesos de votación online para Podemos (ver documento), la última de las votaciones online que supervisó fue precisamente la de Vistalegre II. Desde entonces Podemos ha prescindido de sus servicios. Por su parte, desde Agora Voting se señala que ya sólo colaboran con Podemos en la gestión y fiscalización de procesos de votación complejos como son las primarias, ya que desde hace meses las votaciones telemáticas de consultas ciudadanas son gestionadas íntegramente por el partido, incluida la gestión de la herramienta de votación online.

Según fuentes de la formación de Pablo Iglesias esto se debe a que, al menos desde el pasado mes de abril, es personal del partido el que realiza la labor de "autoridad de votación" dado que varios miembros de su equipo de informática han recibido un curso de formación (ver factura) por parte de Agora Voting que les habilita para operar el software y para ejercer de "auditores".

Pacto con los Comunes o Gobierno de Page sin auditoría independiente

Entre las consultas celebradas este año que no han contado con verificación independiente está la que decidió la entrada en el Gobierno del PSOE en Castilla-La Mancha o el referéndum convocado desde Madrid para que los inscritos de Podem decidan sobre una coalición con los Comunes de Ada Colau cuyo resultado se conocerá mañana. Tampoco contó con auditoría externa la pregunta que se planteó a las bases catalanas sobre la participación en el 1-O. Una pregunta que también trasladó a sus bases Catalunya en Comú, aunque en su caso la votación sí fue fiscalizada por Agora Voting.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?