¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La crisis de Cataluña amenaza el pacto educativo

Esquerra Republicana de Cataluña advierte de que no firmará el informe base del acuerdo. El Partido Demócrata Catalán condiciona su participación a la evolución de los acontecimientos

La biblioteca de un colegio de Madrid. /

Llegó la hora de la verdad para la Subcomisión del Congreso para el Pacto Social y Político por la Educación. Desde este martes , a puerta cerrada, los grupos parlamentarios intentarán  negociar un documento para enviar al Gobierno, que le servirá de base para una nueva ley educativa.

En los últimos once meses, han pasado más de 80 expertos y representantes de organizaciones de la comunidad educativa por esa Subcomisión. Desde asociaciones de padres, hasta profesores, alumnos, sindicatos, expertos, patronales e inspectores, entre otros. Ahora es el turno de que los portavoces de los grupos. Es el momento de cerrar un acuerdo. 

La situación de Cataluña y los acontecimientos de las últimas semanas amenazan con hacer imposible un pacto que incluya a todos los grupos con representación parlamentaria. Esquerra Repúblicana de Cataluña  (ERC) ya advierte de que no firmará el informe del acuerdo que hoy empieza a negociarse. "De momento, es imposible que participemos en la firma. Estaremos presentes en los trabajos. No creo que en la redacción, pero si nos preguntan daremos nuestra opinión", explica a la Cadena SER Joan Olóriz, el portavoz de Esquerra de Educación en el Congreso.

Los trabajos para el Pacto Educativo van a coincidir - en buena parte- con la campaña electoral en Cataluña y la actividad judicial sobre el `procés´. El Partido Demócrata Catalán (PDeCat) condiciona su participación a la evolución de los acontecimientos. "Esta semana pueden pasar cosas que nos obliguen a reorientar nuestra actividad o nuestra implicación, por así decirlo, en la redacción del pacto. Sobre todos si vemos que se convierte en la excusa perfecta para que algunos destrocen un modelo educativo concreto que es el catalán", añade Sergi Miquel, uno de los diputados del PDeCat en la Comisón de Educación de la Cámara Baja.

La aplicación del 155 o la prisión para los exconsellers complica la posibilidad de llegar a un acuerdo, que ya era dificil, en opinión del Partido Nacionalista Vasco (PNV). "Si se dinamita el pacto educativo es porque se ha aplicado el 155", piensa Joseba Agirretxea, portavoz del grupo vasco en la Comisón de Educación.  "Hay cuestiones que eran fundamentales basadas en la confianza. Cuando tu ves que en tu propia comunidad, en el caso de Cataluña en tu propio país, hay una intervención del Gobierno, se está aplicando el 155, se ha metido en la cárcel a tus propios consejeros... La lectura que cada uno haga será muy libre pero esa es una realidad constatable". Para el PNV resulta prioritario que el pacto educativo respete la competencia educativa de Euskadi. Los nacionalistas vascos comparten con los catalanes la preocupación de el acuerdo intente una recentralización de las competencias en educación:"Hay grupos políticos (en referencia a Partido Popular y Ciudadanos )  que quieren que la educación debe ser un elemento que tiene que ser transferido al Estado", añade Agirretexea. El diputado cree que esa idea es especialmente evidente en Ciudadanos: "Se jactan de eso y hay un choque clarísimo entre lo que nosostros entendemos y lo que ellos entienden".

La portavoz de Educación de la formación naranja, Marta Martín, cree que la crisis en Cataluña "no debería" condicionar los trabajos para alcanzar el pacto educativo: "¿O es que la educación de los niños está condicionado para algunas fuerza políticas a los resultados electorales?".  Martín considera que el pacto "deberia estar por encima de estas cuestiones porque los niños catalanes tienen derecho a una buena educación, lo mismo que los niños extremeños o los de Madrid. Me parece los partidos secesionistas están utilizando la crisis en cataluña como excusa el  para no abordar esta cuestión en la que llevamos trabajando mucho tiempo".

El PSOE y Unidos- Podemos reconocen que la crisis catalana va a afectar a la negociación aunque piden que no se pierda de vista el objetivo principal que es conseguir una nueva ley educativa de consenso. "El objetivo es suficientemente importante como para que todos los grupos trabajemos con la suficiente seriedad y responsabilidad ", explica la socialista Luz Martínez Seijo. "Lo central es abordar los problemas estructurales que tiene el sistema educativo", añade Javier Sánchez Serna de Unidos Podemos. "Yo creo que un partido progresista como Esquerra Republicana no podrá estar en contra un pacto, si se consigue,  que aborde el tema de la infrafinanciación, de como mejorar la atención a la diversidad, de una educación inclusiva, si mejora el curriculo...Esto son mejoras para todo el territorio y si se consiguiera un pacto así nos gustaría que estuvieran todos los grupos", insiste Serna.Los de Sánchez e Iglesias coinciden también en que hay que ser ambiciosos a la hora de abordar el acuerdo y no quedarse en un pacto de mínimos, en aspectos nucleares,como dijo en su última intervención en la cámara el ministro Íñigo Méndez de Vigo.

Los grupos nacionalistas temen que finalmente el pacto acabe quedandose en un acuerdo PP-PSOE -Ciudadanos. "Yo ya dije que empezamos mal porque se tenía que haber empezado por el pacto social. Al haber empezado al revés está todo por hacer ",  señala el diputado de ERC Joan Olóriz. "Cuando hemos empezado a hablar de recentralización o no de la educación, de religión o no religión, de financiación...Estamos tan separados como hace unos meses. Yo pienso que no hemos avanzado ni un milímetro. Como máximo creo que puede haber un acuerdo entre PP, Ciudadanos y el PSOE. Y aún veo a los socialistas bastante escépticos", incide. "La necesidad del pacto es consecuencia de no derogar la LOMCE y de la minoria parlamentaria del PP", añade el diputado del PNV Joseba Agirretxea. "¿A qué llamamos acuerdo educativo? ¿A la anuencia de todos los partidos políticos en todo? No lo veo factible. ¿A qué PP, Ciudadanos y PSOE se pongan de acuerdo en una serie de cuestiones?. Eso sí eso puede pasar", concluye.

El Partido Popular no ha querido hablar para esta información.

Los grupos parlamentarios han acordado iniciar los trabajos fijando un guión con los puntos fundamentales que debe incluir el informe: aspectos como la financiación, la formación de los profesores o la actualización de los curriculos son algunos de los que comparten los distintos grupos.

 El informe debe estar listo a principios de 2018.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?