¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Complutense sanciona a un profesor por acoso sexual a seis alumnas

La universidad madrileña le suspende durante 14 meses de empleo y sueldo. El docente fue denunciado en diciembre de 2016 por las estudiantes que cursaban un máster becadas por el Gobierno de Paraguay

Fachada del Rectorado de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) /

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha sancionado con 14 meses de suspensión de empleo y sueldo al docente Juan Antonio García Fraile al que denunciaron seis estudiantes el pasado diciembre por acoso sexual.  Las seis eran profesoras que cursaban un máster en educación becadas por el Gobierno de Paraguay.

Según ha sabido la Cadena SER, la universidad madrileña impone al docente nueve meses de suspensión de empleo y sueldo por acoso y abuso de autoridad, otros tres meses por haberse marchado al extranjero sin autorización del centro  y dos más por amenazas a un compañero. El profesor, que da clases en la Facultad de Educación,  tiene un mes de plazo para recurrir.

En la resolución del expediente abierto al docente  se señala que "el profesor García Fraile propició situaciones inadecuadas e improcedentes con el propósito de establecer relaciones de naturaleza personal y fuera del ámbito académico". La universidad considera que los hechos se ven "agravados" por tratarse de alumnas extranjeras becadas "que han accedido a estos estudios previa rigurosa selección y han sido becados por su país de origen debido a que carecen de suficientes medios económicos para hacer frente a los gastos ocasionados durante su estancia escolar en España". "Estos elementos propician que las alumnas sean muy vulnerables ya que, de no superar los exámenes de las asignaturas, podrían no graduarse y verse obligadas a devolver el dinero de la beca," señala también el texto.

La Complutense añade "que esta situación se ha repetido en el pasado con otras alumnas de grado y máster y que, mediante un “modus operandi” similar, se establecían vínculos emocionales ofreciendo ayuda y orientación presuntamente desinteresada, para conseguir otros fines bajo la sutil amenaza de que de mantener una actitud poco amigable surgirían situaciones incómodas que podrían afectar negativamente en el plano académico y en un futuro profesional".

La instrucción del caso, adelantado también por SER, ha durado más de 10 meses y ha sido llevado por la inspección de servicios de la Complutense. Las seis estudiantes denunciaron a finales de 2016 al profesor ante la unidad de igualdad de la universidad . Según explicó entonces Federico Mora, coordinador del programal de becas de posgrado del gobierno de Paraguay  con el que las jóvenes estudiaban en la UCM, las mujeres afirmaron haber recibido mensajes, llamadas y comentarios del profesor, tanto dentro como fuera del aula, que "consideran que exceden la relación normal entre un docente y sus alumnas". Según Mora ante la negativa de las chicas a verse con el profesor fuera de clases él empezó a insultarles en el aula y a llamarlas "burras" y "bobas". El campus activó tras la denuncia el protocolo antiacoso, aprobado hace unos meses por el Consejo de Gobierno de la UCM,  y abrió una "información reservada" al profesor. Las chicas fueron atendidas psicologicamente por personal especializado de la universidad.

El asunto fue tratado incluso durante una reunión entre el Ministro de Educación de Paraguay, Enrique Riera, que visitó España en enero, y el Rector de la Complutense, Carlos Andradas. En declaraciones a la emisora 780 AM, Riera aseguró que el rector le pidió disculpas en nombre de la universidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?