¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La imagen que muestra la realidad de la industria del alquiler de bicis en China

Un fotógrafo muestra la desoladora imagen del sector

El vertedero de bicicletas de Xiamen, en China. /

El boom y la quiebra de la industria de distribución de bicicletas en China en una sola imagen. Un vertedero chino del tamaño de un campo de fútbol que se ha convertido en un cementerio en el que habitan miles y miles de bicicletas de compañías de alquiler de este medio de transporte como Mobike, Ofo y Bluegogo, que se ha declarado recientemente en bancarrota, tal y como indica The Guardian, muestra el estado actual del sector en el país asiático.

Desde que Ofo fuera considerada como el 'Uber' de las bicicletas, un gran número de startups como Mobike y Bluegogo se sumaron al mercado con el objetivo de aprovecharse del auge de los servicios de alquiler de bicicleta. Un servicio que permitía a los usuarios desbloquear bicicletas con su teléfono móvil y dejarlas en cualquier lugar sin la necesidad de estacionarlas en su estación. De hecho, la compañía captó en julio más de 700 millones en una ronda de inversión liderada por el gigante del comercio electrónico Alibaba, por lo que a nivel económico goza de gran salud. No obstante, este servicio se enfrenta a un problema mayor.

Las bicicletas comparten vertedero con los coches. / Getty Images

Un servicio que crece más rápido que la demanda

El bajo precio del servicio y la posibilidad de dejar la bicicleta en cualquier lado, han provocado el colapso de varias calles en ciudades tan relevantes como Shanghái, lo que ha generado gran preocupación entre su población, que asegura que hay demasiadas bicicletas y una demanda insuficiente,

Esto ha provocado que las autoridades de algunas ciudades acordaran el pasado 18 de agosto varias pautas y restricciones para la expansión del servicio. De hecho, tal y como informaba el diario Xinhuanet el pasado 6 de noviembre, la Comisión de Transporte de Shanghái sacó 500.000 bicicletas de las calles desde el día en el que se prohibió que este tipo de compañías pusieran en circulación más vehículos. Bajo su punto de vista, a las compañías de alquiler únicamente les interesa obtener una mayor participación en el mercado. Por esa misma razón prestan poca atención a la gestión de las bicicletas, afectando gravemente el orden del tránsito.

Cientos de bicicletas apiladas. / Getty Images

Shanghái y Pekín, las ciudades del millón de bicicletas compartidas

A pesar de las medidas llevadas a cabo por la Comisión de Transporte de Shanghái para controlar el auge de este servicio, a día de hoy hay más de un millón y medio de bicicletas en Shanghái para los 24 millones de habitantes que la componen. Mientras tanto, una ciudad como Londres, con 8 millones de habitantes apenas cuenta con 11.000 bicicletas. Por lo tanto, en caso de tener tantos habitantes como Shanghái, Londres contaría con 33.000 bicicletas, un número mucho más reducido que el actual en la ciudad china.

Por otro lado, Pekín, una ciudad con 21,5 millones de habitantes, cuenta con 2,35 millones de bicicletas de alquiler pertenecientes a 15 compañías. Por lo tanto, las ciudades chinas más importantes se enfrentan a un grave problema que, por el momento, parece no tener solución. Tan solo apilar las bicicletas en cementerios para que estas no vuelvan a la circulación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?