¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Las moscas transportan muchas más bacterias de las que creíamos

Pueden ser portadoras de enfermedades como la salmonella o el E-coli

Las moscas transportan más bacterias de las que pensabas. / ()

Que las moscas transportan una gran cantidad de bacterias no es un misterio. Estos insectos trasladan gérmenes que van recogiendo de distintos lugares y los propagan allá por donde se posan. No obstante, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania, la Universidad Tecnológica Nanyang de Singapur y la Universidad Federal de Río de Janeiro ha revelado portan más de las que creíamos.

Este estudio, publicado en la revista de divulgación científica Nature, concluye, tras estudiar microbiomas de 116 moscas, que estos insectos transportan más de 300 tipos de bacterias en las alas y patas. Además, también pueden ser portadores de enfermedades tales como la salmonella o el E-coli.

Un estudio desarrollado en moscas y moscardones

Para realizar el estudio, el equipo de investigadores se centró en las moscas domésticas y en los moscardones, dos de las especies más comunes a día de hoy. Tras someter a estos insectos a un análisis de ADN, el equipo descubrió que la mosca doméstica puede albergar 351 tipos de bacterias, mientras que los moscardones un total de 316.

Por otra parte, los investigadores también han revelado que estas bacterias se encuentran mayormente en sus patas y alas y se transfieren fácilmente a aquellas superficies sobre las que se posan. Además de bacterias como la salmonella o el E-coli, las moscas y los moscardones también pueden transportar el helicobacter pylori, directamente relacionado con las úlceras de estómago. Por otra parte, estas bacterias también pueden derivar en otras enfermedades como infecciones intestinales, sepsis y neumonía.

Moscas como drones vivientes

Gracias a este estudio, los científicos creen que este insecto puede ser un gran detector de enfermedades. Bajo el punto de vista de los desarrolladores del estudio, las moscas pueden ser enviadas a espacios confinados con el objetivo de buscar microbios, como si de drones vivientes se trataran.

Según explica el investigador Stephan Schuster, las moscas podrían ayudar a obtener información sobre cualquier material biótico: "Podrían ser liberadas de forma intencional como drones bióticos autónomos en espacios pequeños o grietas y, cuando se las vuelve a capturar, se puede obtener información sobre cualquier material biótico que han encontrado". Por lo tanto, y a pesar de que sean portadoras de un gran número de bacterias, también pueden convertirse en un gran aliado en la lucha por combatir a los microbios.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?