YouTube responde al vídeo de Logan Paul bromeando junto a un hombre ahorcado

La plataforma afirma que habrá consecuencias

El youtuber Logan Paul durante el polémico vídeo. /

El youtuber Logan Paul, uno de los más populares de Estados Unidos, comenzaba el año 2018 con un vídeo que marcará su devenir en la plataforma y que le ha convertido en una de las personalidades más criticadas durante la última semana. Un vídeo en el que Paul bromea con sus amigos junto a un hombre ahorcado en el bosque de Aokigahara, mundialmente conocido como el 'bosque de los suicidios', que ha suscitado una gran polémica tanto en la comunidad youtuber como más allá de la plataforma.

Un youtuber pide perdón tras subir un vídeo bromeando junto a un hombre ahorcado

Después de conseguir más de seis millones de reproducciones, Paul Logan decidió borrar su vídeo tras la polémica surgida

Apenas un día más y seis millones de reproducciones más tarde, el youtuber decidió borrar el contenido y pedir perdón a través de las redes sociales tras las críticas de un gran número de usuarios y personalidades. Una semana más tarde, YouTube se pronuncia sobre el vídeo de Logan Paul y afirma que "habrá consecuencias".

YouTube responde al vídeo de Logan Paul

A través de un hilo de Twitter, la compañía ha dado su opinión sobre el polémico vídeo de Logan Paul. En primer lugar, YouTube ha afirmado sentirse perturbada y molesta por el contenido compartido por el youtuber estadounidense la semana pasada:

"El suicidio no es un chiste, ni debería usarse como un medio para traer reproducciones. Como explica Anna Akana, a la perfección: 'ese cuerpo era una persona a la que alguien amaba. Nadie entra a un bosque de suicidios con una cámara y dice que es para crear conciencia acerca de la salud mental'", explica la compañía.

"Habrá consecuencias"

Por otro lado, la compañía confirma que el canal de Logan Paul violó las reglas de la comunidad (publicación de contenido perturbador o grotesco) y que actuarán acorde a ello: "Estamos considerando más consecuencias." La plataforma podría, entre otras cosas, suspender la cuenta del youtuber, con 15 millones de seguidores en la actualidad.

En lo que respecta a la tardanza a su respuesta, YouTube ha reconocido que les ha tomado mucho tiempo porque han estado escuchando "todo lo que la comunidad ha estado diciendo" y que informará próximamente sobre los pasos que tomará la compañía para que un vídeo como el de Paul jamás vuelva a circular.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?