Comer pastillas de detergente, el nuevo reto viral que puede afectar seriamente a la salud

El 'Tide Pod Challenge' puede, según los médicos, provocar estreñimiento, irritación gástrica, náuseas, vómitos y dolor abdominal, entre otras cosas

Se ha vuelto viral comer pastillas de detergente en Estados Unidos. /

No ha pasado ni un mes desde que pusimos un pie en 2018 y ya se ha extendido una nueva moda: comer pastillas de detergente mientras te grabas.

Bajo el nombre de 'Tide Pod Challenge', los jóvenes cogen una pastilla de detergente y se la meten en la boca, mascando esta mezcla de elementos altamente tóxicos para el cuerpo. Es un simple reto cuya finalidad no es otra que hacerse viral.

Can’t handle vodka? The only logical thing to do is chase with pods @amherstbarstool

Una publicación compartida de 5th Year (@5thyear) el

Como no podía ser de otra manera, al probar la cápsula, la expresión de sus caras es un poema.

Las consecuencias de tomarlo

Evidentemente, tomar este tipo de sustancias causa un efecto negativo a nuestro cuerpo, por el simple hecho de que no es algo que tenga los "ingredientes" que necesitamos.

"Comemos para aportar nutrientes a nuestro organismo. Los jabones no aportan ningún tipo de nutrientes. Ni oligoelementos (vitaminas, potasio, sodio, magnesio...), ni macronutrientes (hidratos de carbono, lipidos ni proteinas)", afirma Pedro Gargantilla, jefe de Medicina Interna en el Hospital de El Escorial.

Por otro lado, es perjudicial por tres razones básicas: "Aporta productos quimicos que pueden ser perjudiciales a nuestro organismo, su composicion quimica puede producirnos estreñimiento y puede provocar irritación gástrica" que puede manifestarse como "náuseas, vómitos y dolor abdominal" señala Gargantilla.

Aunque es cierto que tendríamos que ingerir una cantidad bastante considerable para poner en peligro nuestras vidas, el simple hecho de morderlo "puede irritar la parte interna de la boca". Además, este tipo de pastillas contienen una sustancia química llamada triclosan que puede "producir afectación de los musculos, del corazón, e incluso provocar esterilidad" advierte el médico.

Empezó como una broma

The Onion, una web de noticias satíricas, escribió en 2015 una columna desde la perspectiva de un niño que decía que quería comer una pastilla de detergente azul y roja. A esta noticia le siguieron varios informes, según recoge USA Today, sobre lo peligroso que es que un niño consuma este tipo de sustancias.

En 2017, los centros de control de envenenamiento recibieron informes de más de 10,500 exposiciones a productos de lavado de alta concentración de detergentes para niños de 5 años o menores, según la Asociación Estadounidense de Centros de Control de Envenenamientos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?