El pueblo en el que se registran las temperaturas más bajas del planeta

Los vecinos de esta localidad se levantaron este domingo con 62 grados bajo cero

La localidad registra una temperatura media de 50 grados bajo cero en invierno. /

Los cerca de mil vecinos del pueblo de Oimiakón, una localidad rusa situada al noreste de la república de Sajá, en el este de Siberia (Rusia), se levantaban este domingo con una temperatura de 62 grados bajo cero. A pesar de ello, los habitantes salían a la calle y seguían su rutina diaria puesto que, en esta región, considerada como la más fría del planeta, no es la primera vez que se exponen a estas temperaturas.

De cara a esta semana, las temperaturas ascienden en la localidad, tal y como indica Accuweather. Este lunes, Oimiakón se ha levantado con 48 grados bajo cero y se esperan temperaturas de hasta 32 y 35 grados bajo cero de cara al fin de semana. Por lo tanto, los niños tendrán que volver a la escuela y los adultos al trabajo como otro día cualquiera.

Una temperatura media de 50 grados bajo cero

Los inviernos son muy duros en esta región, donde se registra una temperatura habitual de 50 grados bajo cero. De hecho, la oficina de turismo de Oimiakón aprovecha sus bajas temperaturas para promover su pueblo como "el más frío del mundo", un destino ideal para los aventureros dispuestos a vivir en condiciones extremas. Por lo tanto, cada vez que se registran temperaturas como las que se prevén para esta semana, se consideran semanas cálidas.

Debido a las bajas temperaturas, y con el objetivo de preservar la salud de los más pequeños, la región suspende las clases de los niños cada vez que el mercurio baja de los 54 grados bajo cero. Esta decisión provoca que los niños no acudan a clase durante todo un mes. Mientras tanto, las clases se suspenden en el instituto cada vez que las temperaturas llegan a los 58 por debajo del cero.

71,2 grados bajo cero, su temperatura más baja

A partir de los 58 grados bajo cero, cualquier parte de la piel expuesta al frío se congela rápidamente. Por esa misma razón, cuando la temperatura baja de esta cifra, los más jóvenes no tienen que acudir al instituto. Mientras tanto, cuando el termómetro rebasa los 60 grados bajo cero, no se puede respirar si no es cubriéndose la cara. No obstante, dado que están habituados a estas temperaturas, los habitantes han estado preparados a lo largo de este domingo y han podido salir a la calle sin ningún problema.

La temperatura más baja registrada en Oimiakón se registró el 26 de enero de 1926, cuando la localidad rusa se levantó a 71,2 grados bajo cero, la temperatura más baja jamás alcanzada en el hemisferio norte. Por lo tanto, los habitantes de esta localidad seguirán con su rutina diaria este lunes, a pesar de temperaturas por debajo de los 40 grados bajo cero.

Una publicación compartida de Anastasia Gruzdeva (@anastasiagav) el

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?