El Supremo confirma la absolución del abogado Arkaitz Terrón, acusado de enaltecimiento del terrorismo en Twitter

El alto tribunal, en contra del criterio de la Fiscalía, confirma la sentencia absolutoria dictada por la Audiencia Nacional en el caso de este abogado, por escribir por ejemplo "Juan Carlos I, más alto que carrero"

Terrón, durante el juicio en la Audiencia Nacional /

El Tribunal Supremo ha decidido confirmar la absolución del abogado Arkaitz Terrón, acusado de enaltecimiento del terrorismo por varios mensajes escritos en la red social Twitter. El alto tribunal explica que mensajes como "Juan Carlos primero, más alto que Carrero" ni tampoco aludiendo a Irene Villa, víctima de un atentado de ETA, sean humillantes o promuevan la actividad terrorista.

Los jueces del alto tribunal desestiman la petición de la Fiscalía de condenar a este usuario de Twitter y confirma lo que ya dijo la Audiencia Nacional: el riesgo de promover el terrorismo "no resulta de la narración de hechos probados, ni tampoco s evislumbra incitación a la violencia", dice, teniendo en cuenta "el concreto medio de expresión, contexto del autor, fechas de emisión, alusiones a acontecimientos generalmente previos a la instauración de la democracia y régimen de libertades".

Terrón se sentó en el banquillo de la Audiencia Nacional por nueve tuits escritos entre 2010 y 2016, por ejemplo "No entiendo por qué la placa a Carrero nos e la ponen los productores de cava, el día que ETA lo hizo volar se descorcharon muchas botellas", haciéndose eco de un chiste sobre la víctima del terrorismo Irene Villa o también homenajeando al etarra José Miguel Beñarán 'Argala', asesinado por el Batallón Vasco Español.

ARKAITZ TERRÓN, ABSUELTO

La Audiencia Nacional tampoco encontró delito en los tuits de este abogado

El Supremo explica que debe mantenerse su absolución destacando, entre otras cosas, el contexto de los mensajes: "Siempre coincidentes con algún suceso o efeméride, traslucen un ánimo crítico, ajeno a cualquier incitación violenta", dicen los jueces.

Tampoco encuentran un delito de humillación a las víctimas: "Dado que aemás, con abstracción hecha del calificativo o juicio ético que tal humor negro merezca, resulta obvio que se alude a Irene Villa exclusivamente como persona con determinada incapacidad, al margen de la causa concreta que la generó".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?