El bitcoin se desploma a niveles previos a la fiebre de la criptomoneda

La moneda electrónica se desploma más de un 30% en la última semana

El bitcoin vuelve a niveles de noviembre de 2017. / ()

El 2017 fue el año del bitcoin. Después de cerrar el año 2016 por debajo de los 958 dólares, la moneda electrónica disparaba su valor apenas un año más tarde hasta los 13.800 dólares, cerrando con un crecimiento de 1.400%. Un año en el que el bitcoin superaba por primera vez el valor de la onza de oro, la barrera de los 10.000 dólares y marcaba un máximo histórico de 19.769 dólares el pasado mes de diciembre.

Un 'boom' provocado, en gran medida, gracias a la popularidad de esta moneda a través de Internet, a sus ventajas respecto al resto de divisas, y a eventos como el Día de Acción de Gracias y el 'Black Friday', donde aumentó la especulación acerca de esta moneda, tal y como explicaba el consejero delegado de la firma BKCM, Brian Kelly, en declaraciones al CNBC: "Todas las personas con las que he hablado en la comunidad de las criptomonedas me han dicho que durante Acción de Gracias se habló del bitcoin, lo que inspiró a muchos familiares a comprarlo".

2018: del año del bitcoin a la caída de la criptomoneda

Debido a su éxito, y tras crecer más de un 1.400% respecto al año anterior, muchas fueron las personas que auguraron un 2018 todavía mejor para el bitcoin. De hecho, algunos analistas llegaron a asegurar, durante el Foro Económico Internacional de Davos (Suiza), que la moneda electrónica podría alcanzar los 50.000 dólares en 2018.

Sin embargo, el año no ha empezado nada bien para el bitcoin. Después de superar los 17.000 dólares el 6 de enero, la moneda electrónica ha protagonizado una vertiginosa caída durante este último mes que le ha devuelto a niveles previos al 'boom' de esta moneda. Tras caer de los 10.000 durante unas horas el 17 de enero, el bitcoin ha descendido hasta los 7.600 dólares, donde se sitúa este lunes.

La gráfica muestra el valor del Bitcoin durante el último año. / Coindesk

Hasta un 30% menos valiosa que hace una semana

Por lo tanto, la criptomoneda ha perdido más de un 30% de su valor en apenas una semana. Entre los factores que han provocado la devaluación de la moneda destacan algunos como la maduración del sector y las acciones para regular el mismo, el hecho de que los inversores no puedan recuperar su inversión a corto plazo, sus altas comisiones y la poca utilidad de la moneda para transferir dinero.

Por otro lado, varias noticias como el hecho de que la Agencia de Servicios Financieros (ASF) de Japón haya llevado a cabo una inspección de las oficinas de la plataforma de negociación Coincheck, después de un robo de 523 millones de la criptomoneda XEM, o la citación judicial a Bitfinex (una de las principales plataformas de negociación de criptomonedas) han aumentado la desconfianza en la moneda digital.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?