La policía china estrena unas gafas con reconocimiento facial para identificar sospechosos

Hasta el momento, el cuerpo de policía ha capturado un total de siete sospechosos gracias a estas gafas

Una agente comprueba los datos de un viajero. /

Desde que llegara al poder en marzo de 2013, el Gobierno de Xi Jinping apuesta por la tecnología más puntera para identificar y detener a sospechosos. Después de repatriar cientos de personas huidas del país en apenas dos años a través de la operación 'Fox Hunter', el Gobierno presentaba en marzo de 2015 un programa anticorrupción conocido como 'Sky Net'.

Un sistema de vigilancia, compuesto de 20 millones de cámaras de seguridad, que tiene como objetivo localizar y capturar fugitivos y políticos corruptos. Una red de cámaras de seguridad urbana con sistemas de reconocimiento muy avanzados, que permiten reconocer vehículos, matrículas, personas o incluso animales, realizando capturas en tiempo real.

Desde entonces, la red de cámaras de seguridad urbanas ha crecido. A día de hoy se estima que China cuenta con más de 170 millones de cámaras y se espera que esta cifra ascienda hasta los 400 millones en los próximos cinco años. Un sistema que ha ayudado al gobierno chino a detener más de 1.000 fugitivos en apenas tres años y que ha provocado gran controversia en el país puesto que pone en entredicho la privacidad de la sociedad china. Ahora, la policía china estrena un nuevo sistema para luchar contra la delincuencia.

Las nuevas gafas con reconocimiento facial para identificar sospechosos

Desde el pasado 1 de febrero, la policía ferroviaria de Zhengzhou ha comenzado a utilizar unas gafas de reconocimiento facial para identificar sospechosos. Unas gafas similares a las Google Glass, que incorporan una cámara en su ojo derecho y una lente ocular que permite al agente identificar a cada una de las personas que se cruzan en su campo óptico, tal y como cuenta The Wall Street Journal.

El proyecto nacía con el objetivo de escanear los rostros de los pasajeros de tren para detectar a aquellas personas que utilizaran tarjetas de identidad falsas. Sin embargo, su éxito ha provocado que estas gafas hayan comenzado a utilizarse para identificar a sospechosos criminales. Gracias a este nuevo dispositivo, la policía es capaz de detectar, en apenas varios segundos, a un delincuente que esté registrado en la base de datos policial.

Siete detenidos en apenas una semana

El dispositivo, que se conecta automáticamente con una especie de smartphone, se encuentra en constante comunicación con los datos de la policía. Gracias a ello, los agentes pueden acceder a los nombres de las personas escaneadas, a sus direcciones y a otros datos como su ocupación, su género e incluso su historial de navegación a Internet.

En tan solo una semana, estas gafas con reconocimiento facial han sido capaces de detener un total de siete sospechosos de secuestro y robo. Por otro lado, también ha arrestado a 26 pasajeros que viajaban con documentación falsa, tal y como recoge el medio local Global Times. Por lo tanto, estas nuevas gafas con reconocimiento facial se convierten en una herramienta más para acabar con el crimen en las calles chinas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?