Lamela decreta libertad con cargos para Pere Soler, exjefe político de Trapero

  • Tras declarar como investigado por dos presuntos delitos de sedición, la jueza Carmen Lamela deja en libertad a Pere Soler con obligación de comparecencias quincenales y la prohibición de salir de España
  • La juez rechaza la petición de 100.000 euros de fianza de la Fiscalía por riesgo de fuga y reiteración delictiva para Pere Soler y César Puig, exnúmero dos de Joaquín Forn

Pere Soler y César Puig quedan en libertad tras declarar en la Audiencia Nacional. / ATLAS

Tras dos largas horas de declaración ante la jueza de la Audiencia, Carmen Lamela, la magistrada ha decretado libertad condicional con medidas cautelares para el que fuera jefe político del ex major, Josep Lluis Trapero, con la imposición de varias medidas cautelares, entre ellas, la prohibición de salir de España y comparecer cada quince días en los juzgados más cercanos a su domicilio.

La jueza ha rechazado la propuesta de la fiscalía que ha pedido para Soler 100.000 euros de fianza, el doble de la que solicitó para el ex major de los Mossos, por su papel activo tanto en el referéndum del 1 de Octubre como el intento de boicot a los registros en la consejería de Economía el pasado 20 de septiembre.

Según fuentes judiciales presentes en el interrogatorio, para el fiscal es especialmente relevante el cargo público de Soler y su inclinación al referéndum, tal y como se lo comunicaba a Trapero incitándole tácitamente a no impedir la consulta, al asumir ante el exmajor de los Mossos que se iba a hacer.

Su papel al asumir la iniciativa de revisar las actas de los agentes del referéndum iba encaminado únicamente a dar apariencia de que se iba a evitar con la única intención de eludir imputaciones penales de los Mossos. Según estas mismas fuentes, existe riesgo de fuga y reiteración delictiva dada la existencia de nuevos fugados (en referencia a la huída a Suiza de Anna Gabriel), la persistencia de su partido de investir a un preso de la causa y la intención de perpetuar el Procés y buscar espacios políticos libres en el exilio.

Ahora es el turno de Cesar Puig, mano derecha del exconceller encarcelado Joaquím Forn, imputado por los mismos hechos en la causa por sedición del Procés. En su caso, la Fiscalía ha reiterado la misma petición de libertad bajo fianza de 100.000 euros.

Ambos investigados se escudan en su defensa en que ellos no dirigían los operativos policiales. Con Puig son ya cinco los mandos de la cúpula de los Mossos investigados en la causa que instruye Carmen Lamela por sedición y organización criminal de los miembros del procés.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?