Últimas noticias Hemeroteca

La investigación apunta a que el cadáver de Gabriel estuvo siempre en el mismo sitio

  • Ana Julia Quezada se niega a colaborar a la espera de que le enseñen las fotografías que tienen suyas trasladando el cadáver
  • El juzgado a cargo del caso ha decidido que por ahora no se incineren los restos del pequeño Gabriel

Ramos de flores junto al féretro en la capilla ardiente del niño Gabriel Cruz instalada el lunes en el Palacio Provincial de la Diputación de Almería / ()

Los investigadores de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil siguen realizando una primera reconstrucción de los hechos pero los registros que se han hecho en las últimas horas indica a los agentes que el cadáver de Gabriel estuvo siempre en el mismo lugar de donde fue recuperado por la detenida el pasado domingo.

Todo apunta a que Ana Julia Quezada enterró el cuerpo del pequeño en una especie de acequia de poca profundidad, lo que explicaría que ella misma pudo desenterrarlo rápidamente y sin la ayuda de nadie. Es decir Gabriel Cruz siempre estuvo en el mismo escenario que está ubicado en un terreno familiar que tienen los padres del padre de Gabriel.

Según fuentes de la investigación, a la misma hora en la que se va a celebrar el funeral del pequeño Gabriel, los agentes del Instituto Armado van a realizar un nuevo registro en la finca familiar. El lunes por la tarde la detenida estuvo presente en la inspección ocular que se hizo en esta finca familiar y también en el registro que se hizo en el inmueble donde Ana Julia Quezada vivía con su pareja, el padre de la víctima.

Ana Julia Quezada no está colaborando y de hecho según fuentes cercanas a estos interrogatorios sigue negando que ella tenga algo que ver en la desaparición y muerte del pequeño. Insiste en que cogió el coche y que nunca supo lo que había dentro del vehículo.

Este martes va a comenzar el interrogatorio oficial. Hay un equipo experto de análisis de conducta criminal de la UCO que va a participar en el interrogatorio. De momento no le han enseñado la prueba letal que tienen contra ella: documentos gráficos, fotografías que muestran como trasladó el cadáver hasta el maletero de su coche.

Sin descartar ninguna hipótesis todo indica que Ana Julia Quezada actuó sola. En principio, según fuentes de la investigación, no hay cómplices. Pero el juez está impidiendo de momento que se incineren los restos mortales del pequeño Gabriel, al menos de forma temporal. El juzgado de instrucción número 5 de Níjar (Almería), a cargo de este caso, ha decidido que en este momento de la investigación no se incineren los restos del pequeño Gabriel.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?