PREMIOS PRINCESA DE ASTURIASSigue en directo la entrega de los premios Princesa de Asturias

Los peligros de ir demasiado 'contento' a la televisión

Sean Penn no ha sido el único

Fernando Arrabal durante el programa "El mundo por montera" / ()

Uno de los últimos famosos que apareció demasiado 'contento' en televisión fue el actor Sean Penn, ocurrió en el programa nocturno "The Late Show" de Stephen Colbert, pero no es el único que acudió afectado a una entrevista, debate o entrega de premios.

En 2014, Johnny Depp era el encargado en entregar el premio al mejor documental en la gala de los Hollywood Film Awards. El protagonista de 'Eduardo Manostijera', 'Sweeney Todd' o 'Piratas del Caribe', entre otras, subió tambaleante al escenario y con grandes problemas para leer su discurso, para acabar admitiendo que "no se le dan bien estas cosas". Finalmente, el actor dio el galardón al documental dirigido por Mike Meyers, 'Supermensch: The Legend of Shep Gordon'

No es la primera vez que Depp es visto en estas condiciones y es que en el estreno de ‘Asesinato en el Orient Express’ del pasado año tuvo que ser asistido en varias ocasiones por su guardia personal de seguridad.

Danny DeVito, conocido por películas como 'La guerra de los Rose', Taxi' o 'Big Fish', vivió una experiencia parecida a la de Sean Penn. El actor de Hollywood acudió en 2006 al espacio presentado por Barbara Walters y Rosie O'Donnell, "The View", para para promocionar su película navideña 'Un vecino con pocas luces'. Sin embargo, su estado hizo presagiar que la noche anterior había sido larga, algo que DeVito acabó admitiendo mencionando una fiesta con su amigo George Clooney: "Las últimas siete copas de limoncello eran las que me iban a emborrachar". El actor acabó llamando "pringao" a George W. Bush y sentándose sobre las rodillas de O'Donnell.

Pero estas cosas no solo pasan en Estados Unidos, en España también tenemos experiencia en estos momentazos. Uno de ellos es la entrevista de Diego 'El Cigala' en "El Hormiguero". El cantaor de flamenco se lo pasó en grande y no paró de reír durante toda la entrevista. Sus aspavientos y reflexiones, "me siento como Tom Hanks en 'Naúfrago', con los cocoteros", corrieron como la pólvora por las redes sociales. "Si ya sabes como me pongo para que me invitas", dejó para la historia el artista. Y no ha sido la única gran entrevista que nos ha brindado.

Pero, quizás, el más recordado en nuestro país es aquella entrevista de 1989 a Fernando Arrabal en "El mundo por montera" de TVE cuando anunció que "el milenarismo ha llegado". Su presentador, Fernando Sánchez Dragó, años más tarde, señaló que "fue el mejor programa de televisión de la Historia". Y es que, aquel día, Arrabal hizo lo que quiso, dio besos, se subió a la mesa y dejó frases de todo tipo: "Nosotros queremos un apocalipsis de amor".

Veintiséis años después, el cineasta y escritor español explicó en el programa de "Alaska y Segura" que todo se debió a que pidió "un vaso de agua, pero le dieron chinchón".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?