¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Pensiones y desempleo volverán a 'engullir' la mayor parte del gasto social de 2018

El gasto público de 2017, tercer año de crecimiento económico, fue el más bajo en una década

EN DIRECTO | Montoro pone cifras a los Presupuestos Generales del Estado. / CANAL PARLAMENTO

El gasto en pensiones y en el pago por desempleo acaparan la mayor parte del gasto social en España y 2018 volverá a repetirse este escenario, especialmente por el aumento de pensionistas y de la cuantía de su prestación. El año pasado, el gasto en prestaciones sociales llegó al 15,3% del PIB mientras que el desempleo bajó debido a la creación de nuevos puestos de trabajo, y a que muchos parados de larga duración dejaron de percibir su prestación para pasar a cobrar un subsidio más bajo.

Habrá que ver cuál es la subida final de la partida de pensiones aunque ya sabemos que el gobierno ha incluido en los presupuestos de 2018 subidas entre el 1% y el 3%. En el presupuesto del año pasado, el aumento en esta partida fue del 3,1% del PIB mientras que el desempleo cayó un 6,6% debido a la reducción de la tasa de desempleados.

En el proyecto de presupuestos del 2017, el gasto social suponía el 55,8% del total, un 2,7% más que en 2016. Pero los socialistas prefieren hacer otra lectura sobre el manejo del gasto por parte del gobierno. Según el portavoz de economía del PSOE en el Congreso, Pedro Saura, el ejecutivo siempre ha intentado cuadrar las cuentas del Estado y el déficit público por el lado del gasto público. Los socialistas calculan el gasto público de España según el PIB nominal (es decir, el crecimiento de la economía más la inflación). Teniendo en cuenta esta forma de medición, el gasto público creció el año pasado la mitad que el PIB nominal, porque el PIB creció un 4% mientras que el gasto social se quedó en un 1,7%.

La deuda pública, un gran problema sin resolver

Muchos analistas económicos han ‘afeado’ al gobierno que, a pesar del intenso crecimiento económico de estos 4 años, la deuda pública se mantenga en el entorno del 100% del PIB. El ex ministro de industria, Miguel Sebastián, acusa al PP de llevar una política equivocada en tiempos de crecimiento económico. “Llevan una política procíclica, es decir, suben el gasto público y bajan impuestos cuando se crece y no abordan el verdadero problema del endeudamiento”.

Los "guiños" políticos de Montoro a pensionistas y funcionarios obligarán a bajar otras partidas de gasto

Cuando presentó la ejecución del presupuesto de 2017 el martes 27 de marzo, reconoció que los las medidas para favorecer a pensionistas y empleados públicos, entre otros colectivos, obligarían a ajustar el gasto público en "otras partidas" por debajo de lo que crece la economía, es decir, por debajo de la previsión de crecimiento del 2’7%. Hoy sabremos hasta dónde llegan las tijeras de Montoro pero, como aperitivo, la inversión en infraestructuras en 2017 fue la más baja de la última década, unos 5.000 millones de euros.

Recaudación insuficiente para sufragar las prestaciones sociales

El problema en España es que la recaudación por cotizaciones sociales de los trabajadores es menor que el gasto en prestaciones como el pago del desempleo. A ello se añade que la recaudación total de impuestos no rebasa desde el 38% del PIB, 9 puntos por debajo de la media europea. Por tanto, los desequilibrios fiscales se deben más al coste de las prestaciones sociales que de otras partidas de gasto público.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?