Esto es lo que pasa cuando un coche autónomo se enfrenta a un piloto en carrera

El vehículo y el humano compiten en el circuito urbano de Roma para ver descubrir quién es más veloz

El piloto se enfrenta a la máquina por primera vez. / YouTube

En 2015, los desarrolladores de la Fórmula E, la competición de monoplazas eléctricos organizada por la Federación Internacional del Automóvil (FIA), daban a conocer que estaban interesados en crear una competición, integrada dentro del marco de la competición, protagonizada por vehículos autónomos.

Desde entonces, la federación ha estado trabajando en las Roborace, nombre con el que se conocerá esta competición. Por el momento, los desarrolladores de este campeonato han llevado a cabo diversos espectáculos y demostraciones aisladas para demostrar que estas carreras de coches autónomos están mucho más cerca de lo que creemos.

El hombre VS la máquina

Uno de estos eventos ha tenido lugar recientemente en el circuito urbano de Roma, donde se ha celebrado una de las últimas de la Fórmula E. Con el objetivo de demostrar la fiabilidad de los coches autónomos, los desarrolladores de la Roborace han decidido enfrentar a uno de estos vehículos contra el experimentado piloto de drifting Ryan Tuerck.

Durante esta carrera, el coche autopilotado gracias a diversas cámaras colocadas en el coche y un sensor LIDAR, conocido como DevBot, se ha medido frente a uno de los humanos más rápidos del planeta para descubrir cuál de los dos es más rápido. Una carrera que se ha saldado con victoria a favor del piloto de carreras, pero que ha demostrado que las Roborace no están tan lejos como parecen.

Así serán las Roborace del futuro

Tras finalizar la competición, los desarrolladores le comunicaron a Tuerck que había marcado un registro de 1:51.8. Mientras tanto, el vehículo autónomo completó el circuito en 2:18.4, casi 28 segundos más tarde que el piloto. A pesar de que las distancias son todavía demasiado grandes, el fundador de Roborace Deni Sverdlov asegura que, a lo largo de este año, podrán conseguir tiempos competitivos que puedan hacer frente a los vehículos de la Fórmula E.

De cara al futuro, los promotores de las Roborace pretenden crear un campeonato, que conste de diversas carreras, en el que hasta veinte vehículos de diez equipos distintos se enfrentarán por la victoria final. Carreras de 20 vueltas, sin parada en Pit Stop, en el que los vehículos autónomos podrán alcanzar unos 250 kilómetros por hora de velocidad máxima.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?