La FP necesita mejorar

El nuevo Gobierno se ha comprometido a elevar a la "excelencia" la Formación Profesional. Directores de instituto y empresarios advierten de que hay que empezar por aumentar la inversión y el número de plazas

Más de 800. 000 alumnos estudian Formación Profesional en España. El número de matriculados ha aumentado en casi 200.000 estudiantes desde 2011. Un crecimiento de la demanda que es necesario atender - si realmente se apuesta por la FP - advierte Manu Dafauce, director del Centro Integrado María Ana Sanz de Pamplona: "Empiezan a faltar plazas. Hace falta inversión, que no es barata, para poder generar más plazas en ciertas especialidades de FP, en otras igual no tanto. Si aumenta la demanda tenemos que tener las plazas preparadas porque vamos a hacer mucha publicidad y a dar muy buena información y después no vamos a tener sitio". Un estudio del Círculo de empresarios y las Cámaras de comercio estima en 150.000 las plazas de FP que España necesita crear para reducir el paro juvenil.

En España faltan titulados de grado medio. Lo lleva señalando desde hace tiempo la OCDE en distintos informes: mientras que el número de titulados universitarios se sitúa en la media de la organización (41% de titulados en España frente al 43% de la OCDE) en FP no llegamos ni a la mitad en alumnos matriculados (un 12% frente al 26%). Dafauce coincide en que faltan alumnos de Formación Profesional y lo explica de manera muy gráfica: "Está claro que sí. Ahí hay un problema un poco dramático porque sale un dibujo, una especie de diábolo, en el que tenemos un exceso de licenciados o graduados que de alguna manera empujan hacia abajo a los que tiene que buscarse un empleo en niveles de Formación Profesional. Los de FP a su vez pues tiene que empujar a los menos cualificados y ahí se produce un dibujo, pues eso, un poco dramático, que tenemos que intentar cambiar a ese dibujo más europeo en el que tiene más forma de barril que de diábolo esa estructura y entonces en el medio tenemos precisamente a los titulados de formación profesional en un porcentaje mucho mayor al actual". Dafauce señala que, en cualquier caso, el crecimiento de la Formación Profesional no debe hacerse a costa de reducir del número de universitarios sino incorporando a los alumnos con menos formación: "No tanto porque bajen los universitarios sino, sobre todo, porque tienen que subir los que están más abajo sin cualificación o con una cualificación muy baja. Esa vía es la de la FP para poder mejorar y subir hacía arriba a esos titulados". España tiene una de las tasas de abandono educativo temprano más altas de Europa: un 18% de los jóvenes entre 18 y 24 años tiene como mucho el título de secundaria y no sigue estudiando. Hay más de un millón de jóvenes entre 16 y 29 años que ni estudian ni trabajan, son los llamados ni-ni.

El Ministerio de Educación elaboró en 2015 un informe sobre la inserción laboral de universitarios y titulados de FP. Las contrataciones de a estos aumentó un 14% frente a un 11% de la de los Campus, aunque los datos no se han vuelto a actualizar.

El director del centro María Ana Sanz también recuerda que para que la FP funcione es necesario que las empresas se impliquen y que la administración facilite la coordinación con los centros educativos.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?