La revolucionaria funda que salvará la pantalla de tu móvil ante cualquier caída

Un joven estudiante alemán trae la solución con la 'Spider-App'

Uno de los grandes temores de la era moderna es que tu móvil se haga añicos contra el suelo. Sin embargo, un joven estudiante alemán de la Universidad de Aalen tiene la solución a tus temores. Philip Frenzel, ha inventado una revolucionaria funda que salvará la vida de tu smartphone, al menos ante cualquier caída.

Muchos ya lo han llamado el 'airbag' de los teléfonos, aunque su creador le ha puesto el nombre de 'Spider-App' por su parecido a una araña, según informan medios germanos. Y es que esta novedosa funda despliega ocho pequeñas patas de sus esquinas que evitan cualquier contacto del móvil con el suelo. ¿Cómo se activa el sistema? La protección cuenta con un acelerómetro que detecta una caída y envía una orden instantánea que extiende ocho brazos flexibles

La idea de Frenzel comenzó con una pantalla rota: Una chaqueta lanzada sobre una barandilla, el móvil en el bolsillo y el resultado lo podéis imaginar. La costosa reparación del iPhone del estudiante sirvió de poco ya que solo sirvió para que el móvil durase dos semanas más hasta que todo se fundió a negro. A partir de ese momento, Philip Frenzel empezó a pensar una solución. Primero intentó crear una especie de airbag para el smartphone pero el resultado fue poco práctico. Posteriormente se le ocurrió combinar sus estudios de mecatrónica con su idea de un "airbag móvil".

El joven de 25 años se puso manos a la obra y desarrolló un resorte de metal que se despliega durante la caída y que amortigua la caída. Una vez en el suelo y viendo que tu móvil está en perfectas condiciones, estos amortiguadores se pliegan manualmente y son reutilizables. El producto también se denomina 'AD Case' o lo que es lo mismo: "amortiguación activa".  Otro de los objetivos de Frenzel fue crear una funda protectora fina y atractiva ya que no le gusta "comprometer la estética del teléfono con esas fundas protectoras que son muy feas".

Philip Frenzel, que desde niño ya hacía sus pinitos con los ladrillos de Lego, sintió el apoyo de su padre, técnico en ingeniería mecánica, y acabó estudiando mecatrónica en la Universidad de Aalen. Ahora, con este invento, la Sociedad Alemana de Mecatrónica le ha galardonado con el Premio Nacional de Mecatrónica 2018

En la actualidad, y junto a un amigo -Peter Mayer, un graduado en economía de la Universidad de Aalen-, quieren llevar al mercado su 'AD Case', el cual ya han patentado. El proyecto será financiado por 'crowdfunding' y a partir de julio, los dos fundadores se conectarán con la plataforma Kickstarter para recaudar fondos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?