Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Claves para optimizar la vida útil de la batería de tu teléfono móvil

Consejos para alargar la vida de tu batería y que no desfallezca antes de tiempo

Cómo alargar la vida de tu teléfono móvil. /

Atrás quedaron los tiempos en los que no había que cargar el móvil más que una vez por semana. En la época de los teléfonos no tan inteligentes (esos que solo sabían llamar y mandar mensajes) podíamos marcharnos de fin de semana tranquilamente sin cargador sin temer por la vida de nuestro dispositivo. Sin embargo, los teléfonos evolucionaron. Se hicieron más inteligentes y, por esa misma razón, comenzaron a pedir más y más. Así hasta el punto de que piden de comer al menos una vez al día.

Una actividad que ha provocado que la vida útil de las baterías (que se mide en ciclos de carga) sea cada vez menor. A pesar de que las compañías presumen de hacer baterías cada vez mejores y más resistentes, pocas son las que aguantan dos años sin mostrar síntomas de una muerte anunciada. Por esa misma razón, es recomendable seguir ciertos pasos para optimizar la vida útil de las mismas.

Cómo saber si tu batería está en buenas condiciones

En primer lugar, es importante saber el estado del paciente, que en este caso será la batería de nuestro teléfono móvil. En caso de que tengamos un teléfono con sistema operativo iOS, consultar el estado de la batería es más sencillo que nunca. Para ello tan solo tendremos que acudir a la sección de 'Ajustes', continuar con 'Batería' y pulsar sobre la opción 'Salud de la batería'.

En caso de que no tengas esta opción, es probable que no hayas instalado la versión 11.3 de tu sistema operativo. Si quieres conocer el estado de tu batería, pero no quieres instalar esta actualización, puedes descargar aplicaciones como CoconutBattery. Tras instalarla, tan solo tendrás que conectar el iPhone por cable USB y te dará el número de ciclo exactos, así como su capacidad máxima. La compañía estima de tras 500 ciclos, la batería debería ser capaz de mantener un 80% de su capacidad.

En Android pasa algo similar. El teléfono móvil cuenta con una función interna para consultar el estado de la batería. Sin embargo, no se encuentra en todos los dispositivos. Para acceder a ella, abre la aplicación de teléfono de tu Android, escribe *#*#4636*#*#* y ve a ‘Información sobre la batería’. Allí encontrarás el estado de la misma, lo que te ayudará a saber su salud. Si tu teléfono móvil es uno de los que no cuenta con esta función, deberás descargar aplicaciones de terceros como CPU-Z para descubrir el estado de tu batería.

Así puedes consultar el estado de la batería en varios modelos de Android. / YouTube

Cómo extender al máximo la vida útil de tu teléfono móvil

En caso de que alguna de estas funciones o aplicaciones determine que la batería de tu teléfono móvil se encuentra en estado crítico, será mejor que la cambies por una nueva si quieres que tu smartphone continúe siendo un móvil y no un teléfono fijo. Si por el contrario te dan una buena noticia y ratifican su buena salud, te mostramos varios escenarios habituales y ofrecemos varios consejos, extraídos de la universidad de la batería, para alargar su vida lo máximo posible.

No dejes que se agote la batería…

Pongámonos en situación. Te has comprado un teléfono móvil nuevo. ¿Dejas que se descargue al completo la batería antes de volver a cargarla? Si eres de los que han contestado afirmativamente a esta pregunta, lo estás haciendo mal. A día de hoy, las baterías de teléfono móvil no cuentan con el ‘efecto memoria’. Por esa misma razón, no es necesario esperar a que se descargue del todo para cargarlo de nuevo.

Las baterías actuales, compuestas de iones de litio, requieren mantener siempre un nivel de carga. De hecho, hay compañías como Samsung que recomiendan cargar el dispositivo antes de que la batería del mismo se sitúe por debajo del 20%. Dado que la vida de estas baterías depende de los ciclos de carga y no de las cargas completas, no hará falta que descargues la batería de tu teléfono antes de volverlo a cargar.

… pero tampoco la cargues al 100%

Cada vez son más las personas que dejan su teléfono móvil cargando durante toda la noche para comenzar el día con el 100% de energía. ¿Eres uno de ellos? De ser así, no te preocupes, no estás poniendo en riesgo tu dispositivo. De hecho, los teléfonos móviles modernos son capaces de detener el proceso de carga en cuanto la batería se ha cargado por completo, por lo que no corre ningún peligro.

Cuatro móviles cargando. / Getty Images

Sin embargo, no es recomendable cargarla al 100%. A pesar de que cargar la batería hasta su máximo pueda resultar lo más natural, hacerlo podría acabar desgastándola, provocando que la capacidad de la batería se vea reducida. Por esa misma razón, es preferible cargar el móvil en cortos periodos de tiempo. Así, se evitarán sobrecargas. Por lo tanto, no dejes la batería vacía, ni tampoco llena. Procura que se mantenga siempre entre el 40 y 60% de su capacidad para sacarle el máximo rendimiento a la misma.

Las cargas, siempre con cargadores oficiales

Si se te ha perdido el cargador original de tu teléfono móvil, es bastante probable que se te haya pasado por la cabeza comprarte uno genérico, ¿verdad? Total, son todos iguales y cargan de la misma forma, ¿no?

Sin embargo, los cargadores genéricos no tienen envolturas protectoras, ni cinta aislante. Por esa misma razón no son tan caros como los originales. Pues bien, cargar un teléfono móvil o un portátil con estos cargadores pueden acabar dañando el procesador, lo que puede repercutir en el funcionamiento de tu teléfono móvil. Por otro lado, el diseño de muchos de estos cargadores genéricos es tan básico que ni tan siquiera pueden igualar la cantidad de vatios de uno original. Por esa misma razón, puedes llegar incluso a tardar el doble a la hora de cargar tu dispositivo.

Instala siempre la última versión del sistema operativo

Muchas son las compañías como Apple que recomiendan a sus usuarios que instalen la última versión del sistema operativo para optimizar el rendimiento de las baterías: "Las actualizaciones de software de Apple normalmente incluyen tecnologías avanzadas de ahorro de energía". Lo mismo sucede con las aplicaciones, que consumen menos recursos con cada actualización. Por esa misma razón, es recomendable tener instalada siempre la última versión.

Aplicaciones con notificaciones. / Getty Images

A pesar de ello, el colaborador de Applesfera Aitor Carbajo recomienda no instalarlas el mismo día en el que se lanza la actualización, sino pasadas un par de semanas: "Es conveniente esperar un poquito, hasta que los desarrolladores lancen la versión 1.1 o 1.2. Es entonces cuando las compañías pulen los fallos iniciales que permiten que el teléfono no consuma tanta batería".

No llenes tu teléfono móvil de aplicaciones que ya no utilices

A lo largo de su trayectoria, nuestro teléfono móvil ha acogido un gran número de aplicaciones. Desde servicios de mensajería como WhatsApp o Telegram hasta redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram. Sin embargo, también ha dado cabida a otras aplicaciones a las que no les hemos dado tanto uso. Desde videojuegos que han quedado en el olvido hasta apps que tan solo hemos utilizado un par de veces y que todavía continúan en nuestro teléfono.

Aplicaciones que, por supuesto, ocupan más espacio en nuestro teléfono móvil. En consecuencia, el sistema consume más recursos, más memoria RAM y, por lo tanto, gasta más batería. Por esa misma razón, cuantas menos aplicaciones tengas descargadas en tu smartphone, menos batería gastará. Por otro lado, Carbajo explica que no hay por qué cerrar cada una de las aplicaciones cada vez que las utilizamos. De hecho, considera que, en diversas ocasiones, es mejor dejarlas en suspensión: "A veces, reanimar una aplicación puede llegar a consumir menos que cerrarla y abrirla de nuevo, ya que tiene que cargar de nuevo la aplicación, las imágenes, etc…"

El calor, el peor enemigo de la batería

Por último, te recomendamos que alejes el teléfono móvil del calor extremo, su peor enemigo. Las altas temperaturas provocan el deterioro de las baterías de iones de litio. Por esa misma razón, en la época estival, evita dejar tu teléfono bajo el sol. Se estima que el dispositivo tiene que encontrarse a una temperatura de entre 16 y 22 grados. Por otro lado, y para evitar daños graves en el teléfono, se recomienda que el dispositivo nunca supere los 35 grados.

Evita dejar el teléfono móvil expuesto al sol. / Getty Images

Si a pesar de seguir todos estos consejos, el rendimiento de la batería se ha visto afectado, se recomienda llevar a cabo una carga de calibración cada dos o tres meses. Para ello tan solo tendremos que dejar que se descargue el teléfono por completo y después cargarlo nuevamente al 100%. A pesar de que te hemos recomendado anteriormente que no lo hagas, te ayudará a calibrar la batería. Si no ha surtido efecto, restaura el teléfono móvil de fábrica. Y si este último plan tampoco ha funcionado, contacta con la compañía para que analicen tu problema.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?