¿Son estos puntos azules o morados? Así es como cambia la percepción del ser humano

Un estudio de la universidad de Harvard demuestra que la respuesta es relativa

El estudio muestra cómo cambia la percepción humana. / YouTube

Durante los últimos años hemos sido testigos de un gran número de retos virales que han dividido por completo a Internet. Desde un vestido blanco y dorado (negro y azul para un gran número de usuarios) hasta unas zapatillas de color gris y azul celeste, que para muchos eran rosas y blancas. Una cuestión de percepción que dividía a los usuarios, capaces de hacer diferentes lecturas de una misma imagen. 

Con el objetivo de analizar la percepción del color, un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard ofreció a un total de mil participantes una serie de puntos azules o morados y les pidieron que identificaran los puntos por color. Tras finalizar el estudio, que ha sido publicado en la revista de divulgación científica Science, el equipo ha revelado que la respuesta es relativa.

El cambio en la percepción de los encuestados

En primer lugar, los investigadores les enseñaron a los participantes la misma cantidad de puntos azules y morados durante las 200 pruebas. Tras superar la primera fase del estudio, los científicos redujeron considerablemente la cantidad de puntos azules y les realizaron una vez más la prueba, explicándoles el nuevo escenario.

Según revela el estudio, cuando los participantes empezaron a ver menos puntos azules cambiaron su percepción sobre lo que era azul y morado. Los investigadores explican que un gran número de los encuestados comenzaron a ver de color azul algunos de los puntos que antes habían considerado que eran de color morado.

Desde puntos de colores hasta caras amenazantes

Tras someterles a esta primera prueba, el equipo de investigación retó a los encuestados a que determinaran si la cara de una persona era amenazante o no. Cuando los investigadores redujeron la cantidad de caras amenazantes, los participantes empezaron a considerar incorrectas algunas caras que en primer lugar habían sido catalogadas como benignas.

Los investigadores aseguran que estos resultados podrían explicar por qué las personas tienden a ser pesimistas sobre el estado del mundo. Como ejemplo para explicar esta teoría, el estudio asegura que, pese a que la humanidad ha logrado grandes avances en la reducción de problemas sociales como la pobreza o el analfabetismo, comienza a interpretar otros problemas menores como mucho más problemáticos en busca de un equilibrio.

"Este fenómeno tiene amplias implicaciones que podrían explicar por qué las personas cuyo trabajo es encontrar y eliminar los problemas en el mundo a menudo no pueden identificar cuándo su trabajo ha terminado", han explicado los investigadores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?