¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Hasta 74 perritos calientes en 10 minutos: así se ha gestado el nuevo récord mundial

Jaws (Mandíbulas) Chestnut se impone en el concurso anual de comer perritos calientes por undécima vez

Chestnut se impone al resto de competidores por undécima ocasión. / ESPN

Durante una de las semifinales del Mundial de fútbol de Italia de 1990, en la que Alemania eliminaba a Inglaterra en la tanda de penaltis, el futbolista inglés Gary Lineker aseguraba que el fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, en el que juegan once contra once, y en el que siempre gana Alemania.

Lo mismo sucede en el concurso anual de devoradores de perritos calientes, que se celebra en Nueva York con motivo del Día de la Independencia. Un evento, considerado como la Super Bowl de esta disciplina, al que se presenta un gran número de personas para ganar el cinturón de campeón. Sin embargo, el resultado siempre es el mismo: Joey (Mandíbulas) Chestnut siempre saldrá vencedor.

Campeón por undécima ocasión

El californiano, de 34 años de edad, se ha proclamado campeón de esta competición por undécima ocasión. Para ello ha tenido que comer un total de 74 perritos calientes en apenas diez minutos, mejorando así su propia marca personal y estableciendo un nuevo récord mundial. Un total de 22.000 calorías que le han permitido llevarse el "cinturón mostaza" que le acredita como gran campeón.

Joey Chestnut se impone al resto de participantes. / STEPHEN YANG (REUTERS)

Chestnut, que se imponía en la edición de 2017 tras ingerir 72 perritos calientes, volvía a recurrir a la técnica de comer los perritos calientes de dos en dos para tomar rápidamente la delantera del concurso. En cuestión de minutos, el resto de competidores mostraban signos de fatiga. Sin embargo, el californiano continuaba comiendo perritos calientes a buen ritmo con el objetivo de superar su propio récord mundial.

Miki Sudo se impone en la competición femenina

En el plano femenino, Miki Sudo se proclamó campeona por quinto año consecutivo. La estadounidense llegó a ingerir un total de 37 perritos calientes en apenas diez minutos. Por lo tanto, los grandes favoritos para llevarse el cinturón mostaza no defraudaron al público y se llevaron la victoria final.

Los concursos de devoradores de perritos calientes llevan celebrándose desde hace ya más de 100 años. Según explican los desarrolladores, este tipo de competiciones comenzaron a desarrollarse en 1916. Sin embargo, no fue hasta 1972 cuando fue reconocida como competición oficial. Desde entonces, cada 4 de julio Nueva York celebra este certamen en el que, pase lo que pase, siempre gana Joey (Mandíbulas) Chestnut.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?