Capturan un cocodrilo gigante de 600 kilos después de ocho años de búsqueda

El guardabosques de la región asegura que la población de este tipo de cocodrilos ha crecido en los últimos años

La Comisión de Parques y Vida Silvestre del Territorio del Norte de Australia se fotografía junto al enorme cocodrilo. /

En 2010, la Comisión de Parques y Vida Silvestre del Territorio del Norte de Australia avistaba por primera vez a un cocodrilo gigante que habitaba en el río Katherine. Un ejemplar, de unos cinco metros de longitud, con un peso aproximado de 600 kilos. Desde entonces, los responsables de esta agencia gubernamental han llevado a cabo diversas operaciones para cazar al que ya es considerado como el cocodrilo más grande jamás encontrado en la región australiana.

Sin embargo, el cocodrilo ha conseguido escapar de cada una de ellas durante los últimos ocho años. Esta semana, después de decenas de operaciones fallidas, el guardabosques John Burke y sus hombres han conseguido dar caza a una de las bestias más famosas del río Katherine. Todo gracias a un cepo de cinco metros de longitud tendido en la zona de Taylor Park, que ha sido capaz de capturar a la bestia muy cerca de un embarcadero, tal y como ha dado a conocer el medio local Katherine Times

El cocodrilo vivirá en semilibertad en una granja local

Según narra el guarda forestal, el cocodrilo cayó en la enorme trampa, en la que apenas cabía, después de adentrarse en la misma para comerse el cebo de cerdo que le habían colocado. A pesar de que habían llevado a cabo el mismo modus operandi en operaciones anteriores, no ha sido hasta ahora cuando el gigantesco animal ha caído en la trampa. Una trampa en la que también fue encontrado otro ejemplar de la misma especie de 2,37 metros de longitud.

Tras sedarlo, la comisión de parques ha trasladado a ambos ejemplares a una granja de cocodrilos, donde podrán disfrutar de una vida plácida en semilibertad. Para llevarlo hasta allí, el animal ha sido atado a un remolque de barcas, que ha sido fundamental para poder trasladar al peligroso cocodrilo. El equipo ha decidido apartar al animal del río Katherine por el peligro que entraña para los habitantes de la localidad.

Los guardabosques han capturado un total de 188 cocodrilos de agua salada en la región

Según explica el medio local, la comisión ha capturado un total de 188 cocodrilos de agua salada en la región en lo que va de año. De ellos, un total de siete ejemplares han sido extraídos desde el río Katherine, seis menos que a lo largo del año pasado, cuando se capturaron 13. Los guardabosques explican que los cocodrilos que han capturado hasta la fecha tienen un tamaño promedio de 4,2 metros. Por lo tanto, el capturado durante esta semana es el más grande jamás encontrado en la región.

A pesar de que la comisión advierte que el baño en las zonas donde es frecuente ver a estos ejemplares está prohibido, varias son las personas que deciden saltarse las reglas con fatídicas consecuencias. Según explica la agencia gubernamental, este tipo de animales acaban cada año con la vida de dos personas. Por esa misma razón, y dado que no pueden acabar con sus vidas porque están protegidos, el equipo caza a los cocodrilos que se encuentran en el río Katherine para evitar nuevos casos y los trasaldan a granjas de cocodrilos, donde pueden disfrutar de una nueva vida.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?