¿Por qué triunfan la homeopatía y otras pseudociencias?

Atravesar una situación de vulnerabilidad, la difusión de noticias falsas y la ambigüedad de algunos colegios de médicos, entre las causas

La homeopatía se vende en farmacias a pesar de ser una pseudociencia. /

Vendedores de crecepelo en el viejo Oeste, charlatanes y curanderos ha habido siempre aunque la proliferación de los últimos años de pseudoterapias ha preocupado especialmente a los científicos que en 2013 pusieron en marcha la campaña Stoppseudociencias. La novedad es que las pseudociencias han encontrado altavoz en los medios de comunicación y en las redes sociales. En la radio pública, en Radio 5, se emite en la actualidad el programa Complementario que difunde pseudoterapias. Enric Corbera tuvo hueco en el programa de La 2, ‘La aventura del saber’ y Hammer fue entrevistado en TVE.

Desde la Organización Médica Colegial, Jerónimo Fernández sostiene que su triunfo se debe a cierto descontento social sobre la sanidad pública en un contexto de crisis económica que ha sido explotado "intencionadamente por parte de grupos de charlatanes que han aprovechado las redes sociales". Señala también a la infiltración universitaria de estos contenidos sin validez científica en forma de cursos de verano, formación continua, másteres o incluso por profesores creyentes. Un factor más es la “inacción política sobre el control del cumplimiento legislativo en materia de publicidad sanitaria, centros sanitarios e intrusismo “.

En la misma línea se manifiesta la presidenta de la Asociación para proteger al enfermo de las terapias pseudocientíficas, Elena Campos. “Esta asociación la impulsó Julián Rodríguez, padre de Mario, fallecido de leucemia tras tratarse con homeopatía. Llegamos con la intención de alertar a la sociedad y promover medidas legales, pero pronto vimos que la normativa ya existe. El problema es que no se cumple”. Elena, doctora en Biociencias Moleculares (Biomedicina) e investigadora del CSIC, decidió dar un paso adelante cuando conoció el caso de Mario. “Me hace sentir culpable que no hayamos sido capaces de defender lo suficiente la necesidad del método científico y de seguirlo. No hemos despertado un espíritu crítico en la sociedad”.

Un bote de arnica de homeopatía. / GETTY IMAGES

“Los embaucadores de la salud han triunfado porque aún no ha caído ninguno. Sí es cierto que cada vez más se denuncian los casos e incluso ha llegado al Congreso en forma de tres proposiciones no de ley y una de ley. Ahora es un tema en boga con repercusión social”, asegura Elena. Todos los especialistas consultados señalan la vulnerabilidad que pueda estar atravesando una persona como un factor clave a la hora de caer en la pseudociencia. La muerte de alguien querido o una enfermedad grave nos sitúa en una posición de debilidad desde la que es más fácil caer en estos tipos de discursos. 

"Se nos están colando en los centros de trabajo"

La Organización Médica Colegial tiene un Observatorio contra las Pseudociencias, Pseudoterapias, Intrusismo y Sectas Sanitarias. "Se nos están colando en nuestras entidades colegiales y en nuestros centros de trabajo", explica su coordinador Jerónimo Fernández. "Si se oferta y se hace en los centros sanitarios, a los ojos de nuestros pacientes parece que funcionan y aunque no esté en Cartera de Servicios básica ni complementaria lo demandan, lo que crea confusión e incertidumbre. Es una irresponsabilidad el claro incumplimiento del RD 1907/1996, sobre publicidad y promoción comercial de productos", continúa.

Lo cierto es que los médicos que practican pseudociencia pertenecen a colegios de médicos como el de Valencia que mira hacia otro lado ante la denuncian de casos. Sostiene que son la Universidad o el Estado los que deben contestar sobre "la validez científica de la homeopatía y otras terapias" y que no encuentran "falta alguna al Código Deontológico". Esta fue la respuesta a la denuncia concreta de que 56 colegiados valencianos ofrecen pseudociencias. En una resolución posterior de la Organización Médica Colegial estipuló que el médico debe informar siempre sobre la ausencia de validez científica del tratamiento propuesto.

“No somos el faro de Alejandría ni la santa inquisición y nos movemos en una estructura colegial de 52 colegios provinciales y sus referentes autonómicos que son independientes para recibir denuncias. Por supuesto nuestro Código de deontología médica está para ser cumplido. Como Consejo General de Colegios Médicos intervenimos cuando se dirigen a nosotros si el tema no se resuelve en estos ámbitos provinciales o autonómicos”, concluye.

CADENA SER

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?