Últimas noticias Hemeroteca

Ideología, economía y cansancio por la corrupción, claves electorales en Brasil

Debate improvisado en 'Casa do Brasil' entre tres brasileños que viven en Madrid

A supporter of presidential candidate Jair Bolsonaro is seen in front of the Bolsonaro's condominium at Barra da Tijuca neighborhood in Rio de Janeiro, Brazil October 4, 2018. Picture taken October 4, 2018. / ()

Los brasileños que viven en España podrán votar el próximo domingo en Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca. La mayor comunidad brasileña aquí es la de la capital, donde 15.000 residentes podrán pasar por las urnas para elegir presidente. La Casa do Brasil, un centro cultural y residencia de estudiantes de ese país, será el lugar en que puedan hacerlo.

Reunimos allí a tres brasileños para charlar sobre estas elecciones. Ludwig, estudiante de relaciones internacionales en la Universidad Complutense, Rafaela, que cursa un máster en derecho deportivo en la Universidad Europea, y Walter, que vive en España desde hace ya varios años y que trabaja para la cámara de comercio de Brasil en España.

El responsable de la cafetería, un chico brasileño, nos cuenta que la noche anterior los residentes acababan ya de madrugada con un vivo debate sobre una cita que pone al candidato ultranacionalista en cabeza de todas las encuestas. Así que les preguntamos a nuestros tres ‘tertulianos’ accidentales si ellos lo han vivido con la misma intensidad.

Rompe el hielo Ludwig, que es originario de Brasilia, y que lo primero que quiere decirnos es que le parece que los españoles no han tenido gran interés en el proceso político en su país. Tampoco ha percibido un gran debate en la comunidad brasileña en Madrid. “Los brasileños en el extranjero no han tenido demasiado debate y es una pena, porque es mucho lo que está en juego”, nos dice.

Rafaela sólo percibe esa trascendencia de las elecciones cuando habla con su familia en Brasil (ella es de Belo Horizonte). “Lo siento cuando hablo con la familia y los amigos, nunca una elección ha sido tan delicada, hay muchas más peleas, las emociones están muy inflamadas y hay mucha preocupación por lo que ha venido pasando en los dos últimos años”. Y se justifica porque cree que los brasileños en el extranjero viven como una pequeña liberación estar fuera de ese ambiente de incertidumbre.

Walter, que trabaja con empresas españolas interesadas en Brasil, reconoce que esa incertidumbre afecta a la economía. “Están esperando un plan económico y todo eso ahora está parado, dice, a la espera de que haya un nuevo gobierno”.

Walter, que no tiene problema en mostrar su simpatía por Jair Bolsonaro, aprecia el programa económico del candidato ultraconservador. “Él está dando lo que los brasileños le piden, religión, un poco más de conservadurismo social y liberalismo económico”, salta Ludwig, que dice que por eso a él el ascenso de esta figura no le sorprendió. Destaca la importancia de la religión, que para muchos brasileños sigue siendo muy importante y no puede separarse de lo que está pasando.

La situación económica del país ha acabado pasando a segundo plano en una campaña tan polarizada, permitiendo que hayan emergido temas mucho más ideologizados, como religión y violencia. Precisamente sobre violencia “es un tema que está presente siempre en las conversaciones que tenemos los brasileños, cuando llegas aquí y ves que puedes estar tranquilamente en un parque, cosa que muchas veces no puedes hacer en Brasil”, se explica Walter. Ludwig añade que mientras que el candidato de la derecha ha hecho una apuesta fuerte por facilitar el acceso de la gente a las armas, su contrincante de la izquierda del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, no fue capaz de aportar una visión alternativa sobre seguridad.

“Yo comparto que la seguridad y la economía son las principales preocupaciones de los brasileños, se suma Rafaela, pero tener un candidato con sus opiniones sobre mujeres y homosexuales es un retroceso”. Ella considera que alguien así no puede dirigir un país. Pero cree que el problema es el cansancio de los electores ante un PT que lleva años en el poder, y muy marcado por los escándalos de corrupción como ‘Lava Jato’, el hundimiento de Petrobras o el miedo a seguir el camino de inestabilidad de Venezuela. “Gente a la que no le gusta Bolsonaro no quiere que el PT se mantenga en el poder” y eso explicará el resultado del domingo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?