Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Radio Madrid

La 'marea blanca' de la sanidad pública vuelve a salir a las calles de Madrid

Los convocantes han guardado cinco minutos de silencio en la Puerta del Sol contra la privatización de la gestión sanitaria pública en la Comunidad de Madrid

Miles de trabajadores y usuarios de la sanidad pública marchan por el centro de Madrid contra los planes del gobierno regional de privatizar la gestión de seis hospitales y 27 centros de salud. / EFE/Víctor Lerena

Una nueva 'marea blanca' de miles de trabajadores y usuarios de la sanidad madrileña han vuelto a salir este domingo a las calles de la capital para protestar por el plan de reestructuración anunciado por la Comunidad de Madrid, que prevé privatizar la gestión de 6 hospitales y 27 centros de salud.

Un mes y medio después de que el Gobierno de Madrid anunciase la privatización del 100% de la gestión de 6 hospitales públicos y 27 centros de salud, de los servicios no sanitarios de los 36 hospitales públicos y de la Lavandería de Mejorada del Campo, encargada de lavar la ropa de todos los centros, el tsunami sanitario ha inundado por cuarta vez la Puerta del Sol. Y con mucho más que cuando empezaron las protestas.

La que ha sido la segunda gran marcha que miles de empleados sanitarios y pacientes han iniciado desde más de una veintena de hospitales y centros de salud, procedentes de los cuatro puntos cardinales de la región, ha sido también el último clamor previo a la primera reunión entre el consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, y el comité coordinador profesional, que tendrá lugar mañana.

El encuentro supone un giro en la actitud de la Comunidad, que hasta esta semana se negaba a negociar con la comunidad sanitaria y advertía de que no daría un paso atrás en su plan de privatización. Ahora asegura que si el plan alternativo que los empleados sanitarios dicen tener reduce los 533 millones de euros que pretender ahorrar en sanidad, lo aceptarán.

Pero lejos de confiar, la 'marea sanitaria' se muestra reticente. "Yo pongo un poquito en cuarentena lo que pueda salir de ahí", dice una empleada sanitaria en su camino hacia Sol. "Hasta que no se retire el plan no tiene mucho sentido. Se trata de que retiren el plan y luego empezaremos a hablar", dice otra compañera de profesión que, como muchos de los trabajadores del sector, temen que la Comunidad quiera conocer su plan para aplicar sus medidas de ahorro junto a la privatización, en lugar de pactar un acuerdo.

Durante la manifestación, en la que empleados del SAMUR han realizado una performance reanimando a varias personas como símbolo de su lucha por la sanidad pública, junto a una ambulancia de cartón, con sirena incluída, se han escuchado las consignas habituales y cánticos de esperanza como "esta batalla la vamos a ganar". Detrás de ellas, las pitadas y el ruido de los tambores improvisados con papeleras no han cesado.

Tampoco los villancicos que la 'marea sanitaria' ha personalizado para criticar las medidas del Gobierno. "Esta Navidad, van a privatizar muchos hospitales en la Comunidad. Si lo quieres parar vente a cantar este villancico por la Sanidad", reza uno de ellos.

Todo en una manifestación que ha culminado con cinco minutos de silencio mientras una gran ola de folios en blanco ha tapado el suelo de una Puerta del Sol a la que no ha acompañado el buen tiempo.

Ni una palabra sobre la reunión

Muestra de la desconfianza que mantienen hacia las buenas palabras de la Comunidad ha sido el manifiesto que ha leído la Plataforma de Trabajadores y Usuarios de la Salud, convocante de la manifestación. Ni una sola palabra se ha utilizado en referencia a la reunión que mantendrán mañana con el consejero Lasquetty.

A la espera de que el Ejecutivo regional se siente con ellos mañana han negado los argumentos oficiales para la aplicación del plan de privatización. Han asegurado que "la aportación económica que la Comunidad de Madrid quiere pagar a los nuevos dueños es superior al coste actual" y que "las empresas que los compren van a obtener un beneficio del dinero de nuestros impuestos". Además, han criticado que la capital asegure que no se está cerrando ningún centro sanitario, mientras baja la persiana del Instituto de Cardiología.

Piden apoyo al resto de comunidades

Los empleados sanitarios también han hecho un llamamiento en su manifiesto para que los empleados sanitarios de toda España se reúnan cada día, a las 11:00 horas, a las puertas de sus centros y junto a los pacientes, para realizar 5 minutos de paro por la sanidad pública: uno de ellos de silencio y el resto con una gran pitada.

Las voces de la cuarta marea sanitaria. 

La Plataforma de Trabajadores y Usuarios de la Salud lee el manifiesto en la Puerta del Sol.