¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ser saludable

Michael Boyle:"El error más grande que he cometido ha sido pensar que lo sabía todo"

En esta tercera y última entrega hablamos con Michael Boyle sobre la situación del sector del entrenamiento personal. También pasamos revista a su carrera como entrenador con sus errores y aciertos más significativos. Llama la atención escuchar a alguien con su nivel afirmar a la periodista que "me di cuenta que no era tan listo como pensaba, miré la vida de otros entrenadores, pasé tiempo con ellos, les pregunté y mejoré"

Ser Saludable: Estamos observando una tendencia en los gimnasios hacia una reducción del precio a cambio de una minimización de los servicios. El personal es cada vez menor y se tiende hacia la automatización ¿Qué aspectos nunca deberían sacrificarse a cambio de una reducción del precio?

M. Boyle: Esto también es un fenómeno en Estados Unidos, hay gimnasios de diez dólares al mes. Para mí, todo tiene que ver con la educación: Paga por una buena enseñanza. Si vas a Internet y miras mi gimnasio, algunos pensarían que hay poco equipamiento, que no tenemos muchas máquinas complejas, pero lo que vendemos es entrenamiento y aprendizaje, no la idea de tener treinta cintas y cuarenta bicis estáticas. Usamos estas máquinas los últimos diez minutos de cada sesión. Quizás el mercado español está diez años por detrás del nuestro en el desarrollo de gimnasios, como sitios para entrenar y eso lo vemos en el CrossFit. Muchas veces el equipamiento en estos lugares es muy bueno para el tipo de entrenamiento que se haría, pero el uso que le dan no es el adecuado.

S.S.: Más allá de la formación académica ¿Qué aspectos debe buscar alguien que por primera vez desee contratar un entrenador personal?

M.B.: Buscar una persona que sepa lo que hace, teniendo en cuenta que quizás no es la que parece más experta. En el pasado, en Estados Unidos la gente elegía como entrenador a una persona a la que quería parecerse físicamente, con grandes músculos, un cuerpo maravilloso y no siempre decían: "Quiero que la más cualificada sea la que me entrene". Siempre digo: "Si ves mi foto, no te gustaría que te entrenara. No me parezco a ese tipo. No estoy en la línea de la gente del gimnasio". Sería el último elegido. Entonces investigas, hablas con los clientes... La mejor manera es observar cómo los entrenadores personales están con un cliente, ver si son atentos, si le miran, le animan o están jugando con el móvil, cómo está diseñado el entrenamiento, cómo entrenan ellos mismos. Estos son factores que pueden ayudarte a hacer una buena elección.

S.S.: No me gustaría terminar esta conversación sin pedirle un consejo para aquellos que pretendemos vivir durante largo tiempo del entrenamiento personal...

M.B.: Busca una buena formación. No sé si es fácil a titularse en España, pero aquí en Estados Unidos es muy sencillo, probablemente puedes sacar por Internet el título de entrenador personal en un fin de semana. Lo más importante es tener un aprendizaje, querer trabajar con alguien que sepa lo que hace, que pueda demostrarte cómo enseñar, cómo hacer programas. Uno de los grandes problemas es que hay mucho material que no está traducido al español. Sé que mis libros han sido publicados en japonés, chino, húngaro. Ha sido muy difícil encontrar a alguien para traducirlos al español. No estoy seguro de la calidad de los materiales en castellano en este mercado.

S.S.: Recuerdo un artículo suyo donde mencionaba un error, por año de profesión. Le voy a pedir menos. Después de tantos tiempo... Tres errores y tres aciertos que ha cometido a lo largo de su carrera...

M.B.: (Risas) ¡Es verdad! Escribí un articulo que se llamaba 25 años 25 errores ... El error más grande que he cometido ha sido pensar que lo sabía todo - esto es muy típico de los entrenadores jóvenes- aprender muchas cosas específicas de un aspecto del entrenamiento y luego pensar que eso es todo lo que hay y no buscar más. Este sería el primer error. No visitar a otros entrenadores también ha sido otro. No buscar a gente que sepa hacer las cosas mejor que tú. Encontrar a gente con buenos programas y gastarme el dinero para visitarlos fue muy importante para mí... Aumenté mi conocimiento. Cuando te das cuenta que no lo sabes todo y te preguntas: ¿De quién puedo aprender? Has dado un paso hacia delante... Y el tercer error ha sido no tener la mente abierta a las ideas de otros. He intentado pensar: 'Quien es más listo que yo' y quizás no: 'quien es un mejor entrenador', pero pensando en fisioterapeutas o científicos del deporte y preguntándome quien sabe más de estos aspectos que yo, y cómo puedo aprender de ellos.

Los tres aciertos han sido corregir estos errores. Darme cuenta de que no era tan listo como pensaba. Esto me hizo empezar a leer más, mirar DVD (antes en VHS) de otros entrenadores. Recuerdo que me pasaba horas mirando a gente como Paul Chek o Vern Gambetta, tipos que eran grandes educadores cuando tenía treinta años, y me daba cuenta de que lo mucho que no sabía. Por eso me esforcé en entender el entrenamiento del core, intentando visitar a esta gente, pasando tiempo con ellos, estando atento en sus conferencias y haciéndoles preguntas. De este modo, la red de contactos se hace realmente importante. He descubierto que puedes dirigirte a alguien y éste te hablará y te ayudará. Una de las mayores cosas que he hecho ha sido visitar a Mark Verstegen, antes de montar Athletes Performance. Nos hicimos buenos amigos, nos quedábamos uno en la casa del otro, aprendí mucho de él y de su organización. Y quizás el tercer acierto ha sido comprar más libros, leer más. En este momento estoy leyendo un libro que se llama La ventaja pequeña (The Slight Edge) y dice que si solamente lees diez páginas cada día, leerás 3. 600 páginas cada año, que equivale a diez o doce libros gordos. En Estados Unidos se ha dicho que si lo hicieras durante un año serías uno de los más expertos en tu campo.

M. Boyle 3: "Me dí cuenta que no era tan listo como pensaba, y miré la vida de otros para aprender"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?