Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

La Script

María Guerra

Reportaje:

La tranquilidad llegó con González Macho

Repasamos el primer año del productor cinematográfico al frente de la Academia

El productor y presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho / EFE

Tras la precipitada salida de Alex de la Iglesia por sus diferencias con la ex Ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, a raíz de la polémica ley antidescargas, Enrique González Macho se puso al frente de una Academia del Cine que había vivido un último año frenético.

Enrique González Macho llegó a la Academia en un momento especialmente convulso, ya no sólo por la salida de Álex de la Iglesia, sino porque la posible aprobación de la Ley Sinde ponía otra vez en la picota a una Academia un tanto cuestionada por su posición ante las descargas y por sus relaciones con el Gobierno socialista. Por ello, desde la presentación de su candidatura, González Macho adquirió un perfil "pacificador", y durante la presentación de su programa, reconoció que el cine debía empezar a comprender que "el modelo actual está un poco caduco y obsoleto (...) Hay que defender lo que existe hasta que llegue lo nuevo, pero sin pasar lo de ponernos al día en todo lo que está llegando". Conocimientos en la materia no le faltaban a González Macho, que además de dueño de la productora Alta Films o de los Cines Renoir, es también propietario del portal de cine en streaming Filmin. Y como tal, defiende la cultura en Internet, pero no su total gratuidad. Como él mismo dijo en abril del año pasado, el día en que ganó las elecciones "el que piense que en el futuro, para ver contenidos de calidad, no va a tener que pagar, es bobo".

Convertido en el decimotercer Presidente de la Academia -y sin miedo a las supersticiones-, González Macho pasó por los micrófonos de Hoy por Hoy y reconoció que la Academia, al igual que el cine español, tenía que mejorar muchas cosas. Por un lado, consideró indispensable "recuperar al público que el cine español había perdido", algo que se podía conseguir haciendo buenas películas y comunicando mejor al público y a los medios. Por otro, mostró su intención de aumentar los puestos femeninos en la dirección tanto de la Academia como de las películas en sí. Y por último, defendió la necesidad de despolitizar a la Academia porque "no puede ser la Academia un organismo que transmita ningún tipo de opción política o tendencia". Muestras de ello dio al asegurar que no había motivos para temer la llegada del Gobierno del PP, y recordó que el cine "nunca tuvo más ayudas que cuando gobernó Aznar".

Lo cierto es que este primer año de Presidencia, Enrique González Macho ha optado por el sosiego y sus apariciones nunca han generado grandes polémicas. Eso sí, el productor no ha perdido el tiempo: González Macho ha luchado férreamente contra el estereotipo del cine español masivamente subvencionado y ha asegurado que los productores "no se hacen chalets en Marbella con el dinero que sobra de las subvenciones a las películas". Quizá la única decisión que generó una mayor controversia fue la decisión de la Academia de prohibir que los niños actores menores de 16 años pudieran recibir un Goya. Enrique González Macho defendió la nueva normativa alegando que "es fundamentalmente una mera protección al mor, porque cuando un niño gana un Goya, le implica una serie de circunstancias legales y civiles que consideramos no recomendables para los menores".

Enrique González Macho: "Creemos que es una buena medida para la protección del menor". 

Relacionados

  • La tranquilidad llegó con González Macho