¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El ADN de la ficción más rompedora

  • HBO presenta en España su plataforma digital: "El magnetismo de nuestra marca atrae talento"
  • Acortar los plazos y productos de calidad a un precio razonable, su fórmula contra la piratería
  • Sarah Jessica Parker, Jeffrey Wright y Liam Cunningham presumen de la identidad de sus series

Jeffrey Wright, Sarah Jessica Parker y Liam Cunningham, en la presentación de HBO España en Madrid / ()

'Los Soprano', 'A dos metros bajo tierra', 'Sexo en Nueva York', 'The Wire'... Las series que cambiaron la historia de la televisión en el siglo XXI comparten hogar, HBO. La cadena americana, que ahora desembarca en España, presume de identidad. 'No es televisión, es HBO', decía su lema. Producciones rompedoras, en temas y en forma, que revolucionaron el relato serial e impulsaron su legitimación cultural.

Escucha la sección de televisión de 'La Script' con todas las entrevistas

Quince años después, el panorama es muy distinto. La irrupción de nuevas plataformas y la desorbitada producción de series han obligado, en parte, a la cadena a reinventarse. Sin perder su señas de identidad, los grandes dramas han dejado pasado a superproducciones de fantasía o ciencia ficción. 'Juego de Tronos' y 'Westworld' han abierto un nuevo camino de éxito sin alterar la filosofía de la cadena. 

Durante la presentación de su plataforma en Madrid, los máximos responsables defendieron el valor de sus siglas. "El magnetismo de nuestra marca atrae talento", declaró Richard Pleper, CEO de HBO. Optimistas sobre su crecimiento en nuestro país, desgranaron las claves de su éxito y su fórmula contra la piratería: acortar los plazos de estreno en todo el mundo, productos de calidad y un precio razonable. No hay más misterio.

Conscientes de la competencia, prometieron estrenar una serie o una nueva temporada cada semana durante el próximo año. Unas 50 incorporaciones a su catálogo sin perder de vista, según ellos, que HBO es garante de calidad. "Lo importante no es el volumen, sino la calidad", le recordaron a Netflix.

Por Madrid también pasaron tres de los actores de sus series. Sarah Jessica Parker, Jeffrey Wright y Liam Cunningham sacaron pecho durante sus entrevistas con el equipo de 'La Script' del orgullo de estar vinculados a una cadena que lleva en su ADN la transgresión del discurso televisivo.

Sarah Jessica Parker interpreta a Frances en 'Divorce' / HBO

La actriz, que saltó a la fama con 'Sexo en Nueva York', presume de que por primera vez se puso en el centro del relato una voz femenina sin complejos:

Desde el principio, había voces diferentes, especialmente en 'Sexo en Nueva York', porque nunca habÍa habido voces de mujeres de esa manera ni siquiera en el cine, no sé en el cine español, pero en Estados Unidos fue la primera vez que veíamos a mujeres hablar de su intimidad, de sus relaciones, de sexo, de política, de economía. Por eso creo que como empleada y también como audiencia, cuando he visto 'Los Sopranos', veo que hay algo muy único ahí. Cuando hablamos de reflejar experiencias, hay que recordar a todas las mujeres que gracias a la televisión están contando su historia. Creo que es muy importante y que responde a dar una nueva voz y eso es maravilloso para los actores. Esa es la identidad de HBO, su ADN

Dar voz, algo tan simple y a la vez tan complicado, como bandera de una marca que, según la ahora protagonista de 'Divorce', no produce sus historias solo pendiente de los resultados

No creo que tengas que estar pendiente de los resultados, lo que hay que hacer es sacar una serie, contar una historia que te emocione, y que todo el paisaje de esa serie tenga potencial. Eso es lo que pensábamos cuando queríamos contar la historia de este matrimonio, nos interesaba explorar eso y HBO es el mejor sitio para contar esto porque creen en este tipo de historias. Puedes contarlo como sea, empezar por escribir el final o al revés. Es una manera placentera de producir porque si solo trabajas por resultados estás atado a la respuesta del público y eso te limita.

Sarah Jessica Parker antepone la responsabilidad de explorar nuevos temas e historias a los resultados -también importantes, por supuesto- y recuerda a la competencia que ellos siempre han sido los pioneros

La forma de apoyar una serie ahora es muy diferente, antes no había redes sociales ni teníamos el feed back con la audiencia. Ahora hay muchas elecciones. En HBO éramos los renegados, los pioneros. Cuando HBO contraprogramaba los domingos por la noche con dos series o estrenaba ficciones en verano [...] No es nada malo contraprogramar, pero ahora es lo convencional, así que las cosas han cambiado.

Al igual que la estilosa actriz es un rostro identificado con HBO, Jeffrey Wright, que ahora interpreta a Bernard en 'Westworld', ha crecido profesionalmente en la cadena y agradece las oportunidades de la televisión:

Jeffrey Wright encarna a 'Bernard' en 'Westworld' / HBO

En HBO han sido los creadores de las grandes series dramáticas de largo recorrido como 'Los Soprano' y 'Juego de Tronos', esperemos que sigan con esta tendencia. En mi carrera, al principio, pensaba que no iba a disfrutar con el mismo personaje semana tras semana, pero ahí es donde HBO marca la diferencia porque trabaja con guionistas que tienen un enfoque casi literario, va más allá del cine. En 'Boardwalk Empire' entre los guionistas tenían a dramaturgos y novelistas, y eso crea una relación muy especial entre actores y creadores. Me gusta mucho descubrir estas nuevas dinámicas, es interesante entrar desde el principio en 'Westworld', tengo la oportunidad de crear algo desde abajo.

La complejidad creativa de sus series es un reto para muchos actores que confían ciegamente en esa figura que también legimitó HBO, la del 'showrunner'. Ahora el actor depende del universo creado por Jonathan Nolan y Lisa Joy y no son pocos los que dudan del camino de 'Westworld'. Si el envoltorio se comerá a la historia

Confío en los guionistas, y particularmente en los capitanes de este barco, Jonathan Nolan y Lisa Joy, y de hecho, cuando leí el primer guion, lo que vi que diferenciaba a esta serie de otras cosas que llegan a mis manos es el equilibrio que construyen los guionistas, porque están tratando con un tema muy complejo y han conseguido ser muy eficaces al crear el arco narrativo. Se nota que tienen todo muy pensado y eso se refleja tanto en los actores como en el público cuando ve la serie. Los creadores tienen todo muy pensado, son muy organizados y saben encontrar ese equilibrio porque lo tratan con una precisión casi matemática.

A la espera de calibrar el éxito de 'Westworld', HBO se ha entregado al fenómeno de 'Juego de Tronos', la serie que más alegrías le ha dado en los últimos años. La superproducción afronta sus dos últimas temporadas y, pese a que le ha costado obtener reconocimiento en forma de premios, el actor Liam Cunningham cree que han construido algo tan grande que será intemporal

Liam Cunningham interpreta a Ser Davos en 'Juego de Tronos' / HBO

'Juego de Tronos' es única y diferente del resto, desarrolla todo un mundo de fantasía y creo que se podrá ver dentro de 100 años y seguirá vigente. Es parte de la Edad Dorada de la TV que estamos viviendo. Es injusto compararla con ‘Westworld’, aunque es cierto que tienen ideales muy similares: son series para adultos, nada paternalistas, inteligentes. Ambas tienen el ADN que hace que sean series superespeciales.

El ADN de hacer buena televisión

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?