Últimas noticias Hemeroteca

Del desorden al caos

Claro que Arrimadas y Ciudadanos han obtenido un triunfo histórico. Tan cierto como que los independentistas, a pesar de todas sus barrabasadas, se han llevado el premio mayor: poder gobernar

Claro que Arrimadas y Ciudadanos han obtenido un triunfo histórico. Tan
cierto como que los independentistas, con sus prófugos y sus encarcelados,
a pesar de todas sus barrabasadas, de la fuga de empresas, del desprecio
internacional, a pesar de todo ello, decimos, se han llevado el premio
mayor: poder gobernar. Y cuanto antes nos entre en la mollera, tanto mejor
será: sí, han ganado Puigdemont y Junqueras, bien que con la estrafalaria
guinda de la CUP. Dejemos pues las ensoñaciones de derrota secesionista,
y admitamos que toda la gestión política del tema catalán por parte del
Gobierno ha sido un desatino gigantesco que al final ha obtenido el
reconocimiento que se merecía: el fracaso y la casi aniquilación en
Cataluña, con tres míseros diputados. Resulta que el partido del Gobierno
ha desaparecido de la quinta parte de España. Grandioso. Tampoco el
PSOE y el PSC deben echar las campanas al vuelo, saldada la batalla con
un resultado mediocre, aunque algo mejor que el de Podemos y sus aliados,
escondidos en el acobardado sí pero no. Ciudadanos ha conseguido hacerse
con el estandarte de los excluidos del proceso secesionista, que han elegido
la formación más polarizada: española, no, españolísima. Asusta el primer
discurso belicista de Puigdemont, pero ahora empieza una travesía
imposible en un mar de tinieblas hasta un puerto indefinido. Caos es poco
para la que nos espera.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?