¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN

La revolución de las mujeres

Termina un año para la esperanza en lo que ha sido, sin duda, la noticia global más determinante para el futuro: la revuelta, la revolución, de las mujeres. Una especie de hasta aquí hemos llegado

Ya está aquí, este es el último 'Hoy por Hoy' del 2017, un año al que deseamos que lleve tanta paz como descanso deja. Porque ha sido duro, muy duro. En el mundo, empezó con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y la evidencia de que la todavía primera potencia podía tener al frente a un millonario inmaduro, imprevisible, que sacaba a su país nada menos que del consenso global contra el cambio climático.

En España, termina con una crisis en Cataluña que nos ha puesto a todos frente al espejo y que hoy, cuando tratamos de otear el 2018, nadie es capaz de anticipar cómo sigue. Lo único claro es que existen dos millones de catalanes que quieren independizarse de España y dos millones de catalanes que quieren seguir siendo españoles. Y que haría falta mucha altura política para encontrar el camino que impida que se cronifique la realidad de dos comunidades viviendo de espaldas y compartiendo un mismo territorio. ¿Sabrá alguien encontrar ese camino en el 2018?

España termina el año en medio de la zozobra, pero Alemania estrena el nuevo sin gobierno y lleva así 96 días. Y en Italia, se han disuelto las cortes para celebrar elecciones el 4 de marzo y ya se aventura un difícil escenario sin mayorias para gobernar. La economía mejora, hay menos desigualdad en el mundo, aunque en los países occidentales la brecha entre ricos y pobres se agranda.

Pero termina también un año para la esperanza en lo que ha sido, sin duda, la noticia global más determinante para el futuro: la revuelta, la revolución, de las mujeres. Una especie de hasta aquí hemos llegado.

El feminismo ha dado saltos muy importantes a lo largo de la historia y lo ha hecho en oleadas. Hace un siglo fue conseguir el derecho al voto para las mujeres y todo lo que trajo después. Hace medio siglo fue la libertad sexual y su herencia de autonomía y acceso al mercado laboral. Y en esta oleada, lo que está en juego es el reparto del poder político y económico. Y no va a ser fácil, desde lo anecdótico, hasta lo esencial. Estos días, un artículo pretendidamente satírico de Vanity Fair ordenaba a Hillary Clinton dejar la política y ponerse a hacer punto. ¿Alguien imagina una recomendación así a cualquier otro mandatario?

En España, ayer asesinaron a otra mujer en Guadalajara y según la Fiscalía son 54 ya en 2017. Ellas son las bajas de una batalla que va desde el acoso y la violencia sexual, hasta la brecha salarial, la responsabilidad de los cuidados, y la presencia de las mujeres en el lugar donde se toman las decisiones. El poder sobre la mitad de todo, el poder para cambiar las reglas del juego. ¿Será esta la oleada definitiva?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?