¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN

Es el mercado, amigo

Según Rato, de la caída de Bankia, el culpable es Guindos, de la burbuja inmobiliaria es Zapatero

Francisco Correa ha decidido cantar e intentar mejorar su duro camino penal. El cabecilla de la Gürtel tira de la manta al menos en lo que se refiere a la presunta financiación irregular del PP de Valencia que se empieza a juzgar la semana que viene.

En el escrito que Correa ha enviado al tribunal, y al que ha tenido acceso la SER, reconoce como cierta la versión de la Fiscalía. ¿Y qué dice la Fiscalía? Dice que su red de empresas se financió por dos vías: pagos en negro del PP por actos electorales y pagos de contratistas públicos a través de facturas ficticias por trabajos que en realidad no realizaban para esos contratistas, para esas empresas privadas, sino para el Partido Popular. Varios empresarios habían declarado judicialmente la existencia de este mecanismo.

Es la primera vez que Correa admite claramente de dónde y cómo le llegaba el dinero a sus empresas y nadie sabe ahora mismo si es una decisión acotada al sumario de Valencia o si recuperará la memoria también en los otros casos de presunta financiación irregular del PP en los que está encausado.

La noticia de la confesión de Correa coronaba un día en el que la comparecencia de Rodrigo Rato en el Congreso evidenció que la altivez y cierta chulería no es patrimonio del director general de Tráfico. También la practica todo un ex director del Fondo Monetario Internacional y ex vicepresidente del Gobierno de España, investigado por la justicia y condenado ya en primera instancia.

Cuando le preguntan por el hundimiento de Bankia, responde: “¿Y eso lo consideramos un saqueo? No, eso es el mercado, amigo. Las crisis cuestan mucho dinero”.

Además de homenajear involuntariamente a Karl Marx, define claramente su respeto por el dinero de los demás y explica la alegría con la que lo han manejado. Y cuando se trata de buscar culpables a la sangría de la Bankia que hubo que rescatar, empieza el ajuste de cuentas: Rato señala directamente a su antiguo amigo y ex número dos con él en Economía, Luis de Guindos, titular desde el 2012 de la cartera. “Y el 6 de mayo, el ministro de Economía me exigió la dimisión, que se hizo efectiva el 9, y la acción de Bankia se desplomó”.

Y de ahí a la teoría de la conspiración de su propio partido contra él:

“Tres personas, un director de un medio de comunicación, un articulista, y un ex alto dirigente del PP, me avisan de que el Gobierno me quiere meter en la cárcel”.

Y sobre la responsabilidad en el desastre de fondo por parte de quien tuvo todo el poder económico, nada. Ninguna. Según Rato, de la caída de Bankia, el culpable es Guindos, de la burbuja inmobiliaria es Zapatero. Pura escuela PP.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?