¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN

No se enteran

¿A nadie le había llamado la atención en el Ministerio de Justicia que un órgano que delimita los delitos penales funcionara sólo con la mirada y la experiencia de la mitad de la población?

Hoy se reúne la comisión de Justicia encargada de revisar la definición de los delitos sexuales en el Código Penal a raíz de la conmoción que provocó la sentencia de La Manada. Echa a andar integrada por 19 hombres y 4 mujeres.

Dejo para los juristas el debate sobre cómo y a qué ritmo debe producirse la modificación del contenido del Código. Pero la propia andadura y polémicas que han rodeado a esta comisión es una buena prueba de todos los techos de cristal que, así en la Justicia como en la vida, tienen las mujeres por encima.

Fue la SER la que contó que esa Comisión estaba formada sólo por hombres. 20 hombres que iban a definir los delitos sexuales de los que, de forma abrumadoramente mayoritaria, son víctimas las mujeres. ¿A nadie nunca antes le había llamado la atención en ese Ministerio que un órgano que delimita los delitos penales en este país funcionara sólo con la mirada, la experiencia y el punto de vista de la mitad de la población? Incumpliendo además el propio Ministerio de Justicia una ley en vigor desde el año 2007: la Ley de Igualdad.

Desvelada la insólita situación de que no hubiera ni una sola mujer, el Ministerio corrió a invitar a seis catedráticas de Derecho Penal. Pero cuatro no lo han aceptado al enterarse de que se las invitaba sólo para este caso, sobre el que hay puesta tanta atención, y que después la Comisión que decide qué es delito y qué no, que lo analiza por lo menos en España, seguirá funcionando tan ricamente con 20 caballeros.

No acaban de enterarse, no, de que a lo que aspiran legítima y legalmente las mujeres, así en la Justicia como en la vida, es a la mitad de todo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?