Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

Desalojado el campamento de la Puerta del Sol

Hay un detenido por resistencia a la autoridad, según fuentes policiales. Además, los 18 detenidos en los disturbios del domingo han quedado en libertad con cargos

La orden de desalojo partió del Ayuntamiento de Madrid que requirió a la Delegación del Gobierno su ayuda para desmantelar el campamento. Finalmente, la operación se llevó a cabo de forma conjunta entre la Policía Municipal y agentes nacionales. Los acampados en la Puerta del Sol de Madrid, que pretendían prolongar la protesta hasta el domingo 22-M, han denunciado la violencia policial.

FOTOGALERIA: 'Urna electoral' en la Puerta del Sol de Madrid

'Urna electoral' en la Puerta del Sol de Madrid, junto a la acampada en la Puerta del Sol de Madrid, minutos antes de ser desalojada por la Policia / MARÍA CRESPO

FOTOGALERIA: 'No somos mercancía para sus negocios'

Manifestación en Bilbao organizada por 'Democracia real YA!' / @Almuriel

El Ayuntamiento de Madrid ha aclarado que la orden de desalojo partió de su oficina, una orden firmada por el Coordinador General de Seguridad y Emergencias, Javier Conde.

"Estábamos ante un caso de ocupación de la vía pública y teníamos que actuar", han reconocido fuentes municipales a la SER. "Por eso solicitamos un requerimiento de colaboración a la Delegación del Gobierno en Madrid. De forma consensuada las dos administraciones decidimos coordinarnos para actuar de forma conjunta, y eso es lo que hicimos", añaden las mismas fuentes.

Tanto el Ayuntamiento de Madrid como la Delegación del Gobierno decidieron actuar a las seis de la mañana porque "la Puerta del Sol es una zona de mucho trasiego, temíamos que la dimensión de la concentración pudiese crecer y que se produjese una situación compleja e incómoda para los madrileños", zanjan desde el consistorio de la capital.

Relato de una 'noche de indignación'

"Ojalá esta plaza sea otro Túnez", comentaba una joven a las cuatro de la mañana junto al metro en Sol en Madrid. No era la única ciudad de España en la que ciudadanos pasaban la noche en la calle para reivindicar mejoras democráticas, pero sí la más simbólica. Tras la manifestación del pasado domingo, algo más de una veintena de jóvenes decidieron espontáneamente quedarse en la Puerta del Sol para continuar con la protesta, hasta esta madrugada.

La Puerta de Sol daba cobijo la indignación que, de forma pacífica, expresaban decenas de ciudadanos frente a una clase política que sienten ajena a sus principales problemas: la falta de trabajo, casa y oportunidades. Hasta la llegada de la Policía Nacional y Local pasadas las cinco de la mañana junto a una treintena de vehículos.

El fin de la "Acampada Sol"

Siguiendo las órdenes de Delegación del Gobierno y del Ayuntamiento, la Policía da un mensaje: "no podéis estar aquí, ¿quién es el responsable?", "somos todos" responden algunos.

Los manifestantes grababan en video la Asamblea en la que debaten qué hacer ("hay que pasear en grupos de 19 por la plaza"). Los jóvenes concentrados dialogaban con la Policía Nacional antes del desalojo: "Podríamos ser vuestros hijos", "estamos luchando por mejorar el país en el que vivimos", "ahora que no están las cámaras ¿verdad?". La tensión va en aumento hasta que se produce el desalojo por la fuerza por parte de la Policía en la Puerta del Sol, durante esos minutos los gritos de "No a la violencia", "Internet os está mirando" llenan centro de la capital española.

"Nos han desalojado violentamente","nos han tirado mucho del cuello", relataban los manifestantes tras la intervención policial, "estamos luchando porque queremos un futuro mejor para todos" insistían.

Una vez desalojados de la Puerta del Sol, en la que no se ha dejado permanecer a ningún ciudadano, los manifestantes se han sentado en la desembocadura de la calle Preciados y allí, mientras realizaban una improvisada asamblea, intentaban negociar con los agentes. Al tiempo, muchos de ellos llamaban a amigos y conocidos para "pedir refuerzos". De esta forma se han llegado a juntar casi quinientos jóvenes que en todo momento permanecían pacíficos y realizando cantos referentes a la crisis y a la clase política.

La Policía ha dejado pasar a la plaza a un pequeño grupo de cinco personas para recoger sus pertenencias, y entonces ha comenzado el segundo desalojo. Los agentes antidisturbios, que sumaban medio centenar e iban acompañados de dos furgones, han empezado a subir la calle Preciados obligando a los manifestantes a retroceder. En general no se han producido grandes disturbios, aunque las fuerzas de seguridad no han dudado en utilizar la fuerza para levantar a quienes se resistían a abandonar el lugar.

Una persona detenida

Una vez en la plaza del Callao, los manifestantes ya apenas superaban los dos centenares. La Policía les ha rodeado y, poco a poco, han ido pidiendo la documentación a casi todos ellos. Una vez identificados, se les trasladaba que iban a ser denunciados por desórdenes públicos. Sin embargo a muchos de ellos les han dado otra opción: si abandonaban pacíficamente el lugar, no se tramitaría la denuncia. De todos los identificados, sólo ha habido un detenido por el desalojo de esta madrugada.

De esta forma, los agentes han permitido que poco a poco, en grupos de cinco personas y hacia diferentes direcciones, los manifestantes fueran abandonando la plaza. A lo largo de la mañana van a realizar una nueva asamblea para decidir las acciones siguientes, aunque muchos apuntaban que desean regresar al kilómetro 0 de la capital. Alguno se preguntaba, ¿qué enterramos en Sol?

"Nos han desalojado violéntamente". 

Dani García: ''Hasta hace dos meses no creía que los jóvenes tuviesemos voz''. 

Los manifestantes piden la libertad de los detenidos el pasado domingo.