PULSÓMETRO DE JUNIO

El PP aventaja al PSOE en nueve puntos en intención de voto

La distancia de los populares sobre los socialistas se ha reducido tres puntos respecto al último Pulsómetro correspondiente al mes de abril, y un punto respecto al resultado global de las pasadas elecciones municipales y autonómicas

Si hoy se celebraran elecciones generales, el PP obtendría el 47% de los votos, igual que en el último Pulsómetro correspondiente al mes de abril, y el PSOE se quedaría en el 38%, 3 puntos más que en el sondeo de hace dos meses.

El 80,5% de los españoles cree que el PP ganará las próximas elecciones generales frente a un 16% que considera que ganará el PSOE. Sin embargo, cuando se pregunta quién prefiere que las gane, el margen se estrecha: el 41,9% quiere que gane el PP frente al 34,1% que desearía que venciera el PSOE. También son mayoría los que consideran que es necesario un cambio de gobierno (48% frente al 43,4%).

En cuanto a los teóricos candidatos, hay división entre los que consideran que Rubalcaba no es el mejor candidato posible del PSOE (44%) y los que creen que sí (41%). Sin embargo, los ciudadanos tienen una opinión mucho más contundente respecto a la candidatura de Rajoy. El 61% cree que no es el mejor líder del PP. Sólo el 26% cree que es el mejor. Ni siquiera entre los propios votantes del PP se impone la figura de Rajoy como líder. El 46,4% opina que no es el mejor candidato frente a 45,4% que cree que sí.

La mayoría de los españoles cree que el PP gestionaría mejor la salida de la crisis si estuviera en el Gobierno (45% frente al 41%). Sin embargo, toda la confianza y ventaja electoral de la que goza el PP según esta encuesta choca con otro dato: dos de cada tres ciudadanos reconocen que no sabe qué hará el PP si llega al poder. También es llamativo que el 70% de los votantes reprocha la actitud del PP durante la crisis y considera que debería haber apoyado al Gobierno del PSOE en estos años de crisis.

Sobre el 15-M

Seis de cada 10 españoles creen que el movimiento 15-M puede acabar influyendo en la política y en los partidos.

La cifra es aún más elevada entre los votantes del PSOE. Un 70 por ciento de ellos está convencido de que se dejarán sentir en el partido las reclamaciones de este movimiento social.

La idea ha calado algo menos entre los votantes del PP, pero aun así la mitad de sus simpatizantes también augura que el 15-M influirá a largo plazo en la política.

Gane quien gane, la gran mayoría de los votantes está segura que continuarán los recortes sociales.

Un 76% de los españoles cree que, si el PP acaba ganando las elecciones generales, se verá obligando a utilizar la tijera y reducir el gasto social.

Son más los votantes del PSOE que creen que Rajoy seguirá con los recortes, pero es algo de lo que también está convencida una mayoría de simpatizantes del PP, el 77%.

Situación económica

Cala la idea de que será necesario reducir en parte la administración territorial, con el objetivo puesto en primer lugar en las diputaciones provinciales.

Un 56% de los españoles está de acuerdo en que se supriman estas instituciones, una idea que lanzó aquí en la SER el ex presidente del Gobierno Felipe González.

El apoyo a la reducción de la administración territorial es aún mayor entre el electorado del pp. Un 65% de sus votantes respalda la idea de que desaparezcan las diputaciones.

Sin embargo, entre los ciudadanos sigue habiendo un gran respaldo a las televisiones autonómicas, especialmente en las Comunidades con lengua propia.

Un 57% de los españoles apoya estos medios públicos, y estaría en contra de su supresión, a pesar de que la propuesta lleva meses en el debate político.

En el Caso de Cataluña, Galicia y el País Vasco, el respaldo a una televisión propio, con su lengua oficial, roza el 70%.

Elecciones y pactos

La primera propuesta del candidato Rubalcaba, la creación de un MIR como el de los médicos para los profesores, recibe el respaldo de los electores.

Casi un 62% de los españoles aprueban esta iniciativa. Les gustaría que los aspirantes a docentes realicen unas pruebas de aptitud similares a las que deben pasar los médicos.

El apoyo es mayor entre los votantes socialistas. Siete de cada diez ve con agrado la idea, aunque también gusta a un 57% de los simpatizantes del partido popular.

Y finalmente, Izquierda Unida y su voto en Extremadura. La decisión del partido de Cayo Lara en esa Comunidad no supone riesgo para pactos futuros entre la izquierda.

Un 35,7% de los consultados no prevé consecuencias a largo plazo tras la decisión de Izquierda Unida de permitir que por primera vez en la historia el PP gobierne en esa comunidad autónoma, frente a un 35,3 que sí cree que peligran los pactos futuros entre PSOE e IU.

Más pesimistas son, como era de esperar, los votantes socialistas. Prácticamente la mitad de ellos, un 48%, sí ven con pesimismo l a posibilidad de próximas alianzas entre los dos principales partidos de izquierdas tras lo ocurrido en Extremadura.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?