Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Ciencia y tecnología

Apple admite que tiene un problema de derechos humanos

Después de años de quejas y los suicidios de los trabajadores en China, el gigante de la tecnología se enfrenta al costo humano de sus productos

Empleados de Foxconn trabajando en una ensambladora / EFE

Apple ha anunciado que iniciará un programa de auditorías para examinar las condiciones laborales de los trabajadores de las fábricas que tiene en China, donde se ensamblan los iPod, iPhone e iPad, y en las que se ha producido en los últimos años una oleada de suicidios.

Las inspecciones se han producido después de la aparición de varios artículos de prensa que desvelan las pésimas condiciones de trabajo de los empleados. Esta situación no es exclusiva de la firma tecnológica, sino que se da en gran parte del sector industrial de China, la llamada 'fábrica del mundo'. The New York Times afirma que más de la mitad de los proveedores de Apple ha incumplido al menos un aspecto del código de conducta al año desde 2007.

Un equipo de expertos en derechos de los trabajadores encabezados por el presidente de la Fair Labos Association (FLA) ya ha comenzado las inspecciones en las fábricas del grupo Foxconn a través de una petición propia con el objetivo de acabar con las dudas acerca del trato dado a sus trabajadores. Los resultados de la auditoría serán publicados en marzo.

"Las inspecciones no tienen precedentes en la industria electrónica, tanto por su escala como por su alcance, y apreciamos que la FLA haya acordado tomar la medida inusual de identificar las fábricas en sus informes", ha explicado Tim Cook, máximo ejecutivo de Apple.

Apple ha auditado todas las fábricas de montaje en cadena cada año desde 2006, incluidos los resultados de las auditorías de más de 500 fábricas. La FLA se entrevistará con miles de empleados sobre sus horas de trabajo y sus condiciones de vida y salud y remuneración, además de inspecciones a las áreas de fabricación y otras instalaciones.