Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

Torres Dulce pide a la Audiencia Nacional toda la información sobre los trenes del 11-M

El fiscal general del Estado encarga un informe a la Fiscalía sobre los documentos que figuren en la causa y que hagan referencia a los restos de los trenes

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, ha encargado a los responsables de la Fiscalía de la audiencia nacional un informe exhaustivo sobre todos los documentos e informes que haya en la causa, tanto en el sumario como en la sentencia dictada por los jueces en los que aparezcan referencias a los trenes, a su destrucción o a la conservación de los vagones.

Según fuentes fiscales, el informe que elabora el fiscal jefe antiterrorista, Javier Zaragoza, contiene una recopilación de todos los documentos que figuran en la sentencia así como los datos que ha ido acumulando el juzgado de instrucción número 6 que fue el encargado de la investigación.

Los informes documentales que busca el fiscal general están en el folio 11.317 del tomo número 33 del rollo de sala. Es decir, figuran unidos a la causa del 11-M desde el 30 de Julio de 2007. Fecha en la que el director corporativo de Protección Civil, Seguridad y Prevención de Riesgos de Renfe, Manuel Rodríguez Simons, informó al tribunal encargado de juzgar el caso del 11-M del proceso de desguace y destrucción de los trenes y vagones que resultaron afectados por las explosiones del 11 de marzo de 2004.

El responsable de seguridad de Renfe envió un esquema por escrito, que figura en la sentencia, en el que se detallaba el destino de cada una de las unidades y sus vagones correspondientes, es decir, los que habían sido reparados y puestos de nuevo en circulación y los que habían sido desguazados.

Tan solo el vagón numerado como CR011, correspondiente al tren 446-011, no había sido desguazado y figuraba como "sobrante" en el Taller Central de Reparación (TCR), de Villaverde Bajo, a disposición del Mantenimiento Integral de Trenes (MIT), es decir, el equipo de reparaciones de la propia compañía ferroviaria.

Fuentes de la investigación aseguran que no se aprecia ningún tipo de irregularidad en la custodia de estos restos ni en el destino final de algunas de las piezas que llegaron a la nave industrial de Villaverde como parte de la chatarra de uno de los vagones. Así que el caso, la investigación parece avocada al archivo.