Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

Los obispos aseguran que la clase de religión es "un derecho"

La Conferencia Episcopal advierte que este derecho no estaba "plenamente facilitado" hasta ahora

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, ha mostrado su apoyo a la nueva ley de educación, que está elaborando el gobierno del PP, porque espera que garantice el derecho de los padres católicos a la clase de religión, algo que hasta ahora "las leyes no han facilitado plenamente"

Durante la presentación de dos nuevas ediciones de "La Biblia" en español, el portavoz de los Obispos españoles ha matizado que "no se impone nada a nadie" y que un Estado democrático "tiene que facilitar" la práctica efectiva del derecho de los padres a la clase de religión.

Según la Conferencia Episcopal Española, el 70 por ciento de los padres piden educación religiosa en los colegios de nuestro país y que el estado tiene que garantizar que "puedan ejercer sus derechos sin dificultades, inconvenientes ni discriminación".

"Nadie tiene nada que temer" de la nueva reforma educativa que ha puesto en marcha el gobierno, según Martínez Camino, quien ha recordado también que los acuerdos entre la Santa Sede y el Estado Español prevén que "la asignatura de religión debe darse de tal modo que su estatuto sea equiparable a las asignaturas fundamentales".

Sin embargo, el secretario general de la Conferencia Episcopal no ha querido pronunciarse sobre si la nota de la clase de religión tiene que contar o no en la nota media del curso escolar.

El portavoz de los obispos españoles ha expresado su confianza en que finalmente se encuentre una fórmula que responda a estas características "de las cuales nadie tiene nada que temer" porque "no se trata de imponer nada a nadie, sino de que todos puedan ejercer sus derechos de la mejor manera posible".

La Conferencia Episcopal ha presentado hoy dos nuevas ediciones de la Biblia traducida por esta institución. Una se publica en papel y a un precio "asequible": 4,90 euros. Además, ya está también disponible la versión para libros electrónicos de la traducción de la Biblia que ha sido autorizada por los obispos españoles.