Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

cerrar

El Gobierno aplaza el endurecimiento de la jubilación anticipada

El Ministerio de Empleo es partidario de limitar mucho más, o incluso eliminar, la posibilidad de acogerse a la jubilación parcial

Era una de las disposiciones que figuraban en la reforma del sistema de pensiones aprobada por Zapatero. El ejecutivo pretende retrasar aún más la edad para poderse acoger a la jubilación anticipada y endurecer o eliminar la llamada jubilación parcial. Por ello se ha dado tres meses para alcanzar un acuerdo en la comisión del Pacto de Toledo.

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el reglamento para aplicar la reforma de las pensiones llevada a cabo por el anterior ejecutivo, presidido José Luis Rodríguez Zapatero. Recordemos que en ella se retrasa progresivamente la edad para jubilarse hasta llegar a los 67 años en 2027. Cada año la edad de jubilación irá incrementándose un mes hasta 2018, y dos meses hasta 2027, para llegar en esa fecha a los 67 como edad de jubilación.

Pero el Gobierno de Rajoy ha suspendido dos aspectos de la citada reforma de pensiones. El de la jubilación anticipada y el de la jubilación parcial. Fuentes del Ministerio de Empleo aseguran que el objetivo es ir más allá en el endurecimiento para acogerse a estos mecanismos. El propósito es que la edad para la jubilación anticipada, que la reforma fija en 61 años, si es forzosa, y en 63 años, si es voluntaria, vaya aumentando al mismo ritmo que la edad normal de jubilación. Eso sí, respetando los acuerdos que tengan ya establecidos muchas empresas en la actualidad, por expedientes de regulación de empleo. El propósito es no dar más ventajas a que las empresas apuesten por que muchos de sus trabajadores se sigan jubilando a los 61 años, mientras la jubilación legal cada vez se alarga.

Al mismo tiempo, el Ministerio de Empleo es partidario de limitar mucho más, o incluso eliminar, la posibilidad de acogerse a la jubilación parcial. Es aquella en la que un trabajador se convierte en pensionista sólo durante una parte del año, mientras que durante otra parte trabaja.

El Gobierno quiere conseguir un acuerdo sobre ambas cosas en la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, para lo que se ha dado tres meses. Si pasado ese tiempo no lo consigue, el ejecutivo regularía directamente.

Serán las empleadas de hogar las que deban cotizar a la Seguridad Social

En este último Consejo de Ministros del año, el Gobierno ha cambiado sustancialmente el régimen de cotización a la Seguridad Social de las Empleadas de Hogar, que comenzó a aplicarse este mismo año. A partir de ahora, cuando la empleada trabaje menos de 60 horas mensuales en una casa, será ella la que deberá darse de alta y cotizar en la Seguridad Social, en lugar de hacerlo el empleador, para el que trabaja. Eso sí, en teoría, sólo en teoría, el empleador deberá aportar el dinero para el pago de la cotización a la Seguridad Social. Según el ministerio de empleo desde que se implantó el actual sistema la recaudación de la Seguridad Social por el Régimen Especial de Empleadas de Hogar ha caído más de un 30 por ciento.