Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

documentointegro

Un runrún conocido

Desde que en 2009 Garzón comenzó a investigar el 'caso Gürtel', en el PP se habla del cobro de dinero negro por parte de algunos de sus cargos

REUTERS / El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, imputado en el caso Gürtel

En el Partido Popular se llevaba mucho tiempo hablando de que algunos de sus cargos cobraban dinero en negro. En concreto, desde que el juez Baltasar Garzón se puso a investigar el caso Gürtel en 2009.

En privado, había dirigentes que contaban que si la dirección nacional del PP, con Rajoy a la cabeza, protegía a Bárcenas, de este escándalo de corrupción, era precisamente porque les tenía amenazados, porque manejaba información privilegiada que les comprometía.

De hecho, al conocerse el miércoles la noticia de que el extesorero tenía varias cuentas en Suiza con más de 22 millones de euros, hubo quien apuntó a la Cadena SER que "muchos se podían echar a temblar" si Bárcenas decidía tirar por fin de la manta.

En estos últimos años, también era conocido en el PP el enfrentamiento entre Javier Arenas y su sucesora en el cargo como secretaria general, María Dolores de Cospedal. Hubo reuniones frecuentes en el despacho de Mariano Rajoy para hablar de este asunto. Aseguran que el primero defendía a un hombre que llevaba 30 años en la casa. Y que ella quería poner orden y acabar con todo tipo de privilegios.

Lo que ahora ha precipitado los acontecimientos ha sido la reaparición de Bárcenas. En el PP, al principio, se quedaron descolocados por completo. Y, poco a poco, empezaron a reaccionar, saliendo en tromba a pedir que se investigue el caso hasta el final.

Hubo toda una avalancha de declaraciones -hablaron Alberto Núñez Feijóo, Ana Botella, Carlos Floriano, Alicia Sánchez Camacho,...- para pedir que se sepa la verdad, recordar que el extesorero ya no forma parte de sus filas y tratar de desvincular, por todos los medios, al partido de sus prácticas personales. Algo en lo que incidió sobre todo Cospedal que daba así la consigna a seguir al resto de sus compañeros.

La dirección nacional quiere que todo se concentre sobre Bárcenas. Pero ahora ya es algo imposible. Este jueves hubo cierre de filas pero no como cuando estalló la trama de corrupción que dirigía Francisco Correa. Entonces hubo una foto muy impactante, del 11 de febrero de 2009, cuando Rajoy al finalizar un Comité Ejecutivo compareció junto a la cúpula del PP para defender el honor de su formación. A su lado, medio centenar de dirigentes entre los que estaban Rita Barberá o Francisco Camps. Ahora parece difícil que se vuelva a repetir esta imagen.

El coro de voces en el PP contrastó con el silencio de La Moncloa. En el Gobierno dicen que les pilló por sorpresa la noticia de que Bárcenas tenía cuentas en Suiza y que se enteraron por los medios de comunicación. Lo contaron sus colaboradores. Nadie se pronunció en público. Rajoy no ha dado ninguna explicación. Ni nadie del Ejecutivo quiso dar la cara. Habrá que esperar a que comparezca Soraya Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. Habrá una avalancha de preguntas pero la vicepresidenta no acostumbra a hablar de temas del PP.

Para las explicaciones del presidente del Gobierno será más difícil. Rajoy, por las informaciones publicadas, tenía conocimiento de lo que estaba ocurriendo desde que sucedió a José María Aznar y no dio instrucciones de frenarlo hasta cinco años después. Tiene un acto en la agenda para este sábado, cuando clausura la intermunicipal del PP en Almería donde se encuentra ya buena parte de la cúpula.

La idea era hablar de la reforma local pero ese tema ya no va a copar el protagonismo de las conversaciones. En este encuentro, está además Cristóbal Montoro. Y se esperan con expectación las palabras del ministro de Hacienda, tras conocerse que Bárcenas se acogió a la amnistía fiscal del Gobierno para blanquear 10 millones de euros a través de una sociedad.

Hay que destacar también las declaraciones de Esperanza Aguirre quien, este jueves por la noche en una entrevista en 13TV metía el dedo en la llaga, hasta el fondo. Con un recado incluido para Rajoy. La presidenta del PP de Madrid dijo que se tenía que averiguar lo ocurrido "caiga quien caiga" y que le parecía "sorprendente" que en el PP "sólo Bárcenas estuviese al tanto del dinero transferido a las cuentas suizas". Además, destacó que "por suerte o por desgracia" ella no había estado "jamás" en la dirección popular.