Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Deportes

JUICIO POR LA 'OPERACIÓN PUERTO'

Fuentes defiende que hizo transfusiones de sangre pero "por motivos de salud"

El médico también ha reconocido que realizó transfusiones a ciclistas en habitaciones de hotel e informándoles "verbalmente" de los riesgos

EFE / El médico canario, a su salida del juzgado donde se celebra el juicio de la 'Operación Puerto', que destapó la presunta trama de suministro de sustancias prohibidas y práctica de dopaje sanguíneo que afectaba a buena parte del pelotón ciclista internacional.

El médico ha confesado que realizaba transfusiones sanguíneas a deportistas sin llevar un registro y sin contar con su consentimiento escrito. Unas transfusiones que, según ha declarado, se realizaban para mejorar el rendimiento de los deportistas y también "por motivos de salud cuando lo necesitaban". Ha indicado que no sólo trabajaba con ciclistas, sino también con futbolistas, tenistas, atletas y boxeadores, y ha admitido que en ocasiones realizaba las transfusiones sanguíneas en habitaciones de hotel.

El médico, acusado de ser el cerebro de un entramado de dopaje deportivo, ha contestado a las preguntas del Ministerio Fiscal durante cinco horas. Eufemiano Fuentes ha reconocido que realizaba transfusiones de sangre, pero matizando que lo hacía "velando por la salud de los deportistas". Según las explicaciones del acusado, practicaba las extracciones de sangre para mejorar el rendimiento ante una competición importante, pero también cuando "detectaba un nivel de hematocrito demasiado elevado para la salud", una sangre que congelaba y devolvía al cuerpo del deportista "una vez que los niveles de hematocrito y viscosidad de la sangre habían vuelto a límites saludables".

El acusado se ha esforzado en defender que nunca incurrió en una sola práctica de dopaje, pero olvidando hacer lo mismo con el objeto del juicio: un delito contra la salud pública que le enfrenta a dos años de cárcel por supuestamente poner en peligro las vidas de los deportistas a los que practicaba transfusiones. Fuentes ha reconocido que no existía un registro de las autotransfusiones que se realizaba, al igual que ha señalado que a los deportistas se les informaba verbalmente de los riesgos pero que en ningún caso se contaba con su consentimiento registrado y por escrito. El médico ha apuntado también que la sangre "se llevaba en mochilas térmicas, a veces con botes de Coca-Cola para enfriar en lugar de hielos" desde el laboratorio de Merino hasta el domicilio donde lo almacenaban, y que en ocasiones realizaban las transfusiones de sangre en habitaciones de hoteles del centro de Madrid porque el deportista "nos pedía privacidad para no coincidir con otros en el laboratorio".

"Trabajaba con todo tipo de deportistas"

Fuentes también ha reconocido que no sólo trabajaba con ciclistas, sino que también atendió a "futbolistas, tenistas, boxeadores y atletas", y sostiene que éstos acudían a él a título personal, y no como integrantes de ningún equipo.

El supuesto cabecilla del entramado de dopaje deportivo ha contestado con evasivas a las preguntas de la Fiscal sobre los "motes" con los que se refería a los deportistas a los que practicaba las autotransfusiones, así como a los objetos que supuestamente utilizaba. Fuentes ha señalado que lo hacía tanto por "comodidad, era más cómodo que poner nombre y appelidos" como también por el "miedo" que sentía a que la prensa estuviese interviniendo sus conversaciones. A este respecto, Eufemiano Fuentes ha señalado que vivía "con el miedo en el cuerpo" ante el "hostigamiento" por parte de los medios, indicando que incluso dejó de llevar cartera por miedo a que algún periodista se la robara.

La Fiscal también ha querido saber qué tipo de relación mantenía Eufemiano Fuentes con el resto de acusados: el médico ha explicado que trabajó en varias ocasiones con Manolo Sáiz, exdirector deportivo del Liberty, pero que su relación era, sobre todo, personal. También detalló que en 1985 contactó con José Luis Moreno Bartres, hematólogo que supuestamente habría colaborado en las autotransfusiones, para realizar los análisis en su laboratorio y contar con su asesoramiento "tal y como marca la Ley". También ha defendido que su hermana Yolanda, imputada en esta misma causa, no tenía conocimiento de las autotransfusiones sanguíneas que se realizaban en el laboratorio.

Eufemiano Fuentes no ha querido contestar a las preguntas de la acusación, por lo que este miércoles terminará su interrogatorio contestando a las preguntas de su defensa. Después, se espera que declaren los otros cuatro acusados: su hermana Yolanda y los exdirectores de equipos ciclistas Manolo Saiz, Ignacio Labarta y Vicente Belda.

El médico culpa al fallecido Alberto León

Además, ha asegurado durante su declaración que los medicamentos hallados por la Guardia Civil en su consulta de la calle Alonso Cano de Madrid no eran suyos, sino del exciclista Alberto León, que se suicidó en 2011. "En Alonso Cano no había medicamentos. Había dos maletas que llevó Alberto León y que yo suponía que contenían ropa o efectos personales, pero nunca se abrieron", ha señalado Fuentes.

León, que se encargaba de limpiar la consulta y de hacer de "mensajero" para Fuentes y su socio José Luis Merino Batres, se suicidó en enero de 2011, poco después de que su nombre apareciera también implicado en la 'Operación Galgo' contra el dopaje en el deporte.

Fuentes ha sido también preguntado por una caja de EPO hallada en el registro y ha asegurado que es la única que había y que era "para uso familiar", concretamente para su hija, que padecía cáncer y estaba recibiendo quimioterapia.

La AMA tendrá que esperar para recibir las muestras de sangre

Por otro lado, la magistrada que preside el juicio por la Operación Puerto contra el dopaje en el deporte ha aplazado este martes, previsiblemente hasta que dice sentencia, la decisión sobre si permitirá o no a la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) acceder a las muestras de sangre intervenidas en 2006

La jueza de la 'Operación Puerto', cuya segunda jornada se está celebrado este martes en el juzgado de Lo Penal número 21 de Madrid, ha dado un plazo de tres días a las partes de la acusación que habían solicitado el empleo de la sangre incautada para que aclaren cuál es su objetivo concreto, al tiempo que ha denegado el acceso al ordenador de Eufemiano Fuentes y ha confirmado que el exciclista Tyler Hamilton declarará como testigo.

Durante algo más de una hora y a puerta cerrada, la jueza Julia Patricia Santamaría aclaró a las partes su decisiones respecto a la cuestiones previas que ocuparon toda la jornada del lunes. En concreto, fueron cinco los puntos principales sobre los que dictaminó, el más reseñable el relativo al uso de la sangre.

De esta forma, Santamaría ha solicitado a las partes de la acusación que han pedido el acceso a la sangre que en el plazo máximo de tres días expongan por escrito su petición en concreto. A este respecto, la jueza se pronunciará en un auto aparte o en la misma sentencia del juicio, según explicaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Más deportes en Cadenaser.com | Fútbol | Baloncesto | Tenis | Fórmula 1

Manolo Saiz: "¿Posar para las fotos? Es un acto vejatorio". 

"Si se hubiera juzgado con la ley actual las penas serían mucho mayores y habría más condenados". 

José Ramón de la Morena: "¿Qué pensará la prensa extranjera de la Operación Puerto?". 

Eufemiano Fuentes asegura que también trabajaba con futbolistas.