Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

Una mujer, en estado grave tras quemarse a lo bonzo en una sucursal bancaria de Castellón

Con graves quemaduras en el 48% de su cuerpo, ha sido trasladada en helicóptero al Hospital La Fe de Valencia

El interior de la oficina de Caja Rural en la localidad de Almassora tras el incendio. / EFE/DOMENECH CASTELLÓ

Una mujer de 47 años se ha quemado a lo bonzo en el interior de un cajero de Caja Rural en la localidad de Almassora, Castellón. Su estado es grave. Según fuentes familiares, estaba inmersa en un proceso de desahucio.

Una mujer ha sufrido quemaduras al rociarse con un líquido inflamable y prenderse fuego en una entidad bancaria de la localidad castellonense de Almassora.

La mujer, según fuentes familiares, estaba separada, tenía tres hijos a su cargo y podría estar pasando por dificultades económicas relacionadas con un proceso de desahucio. Sin embargo, las mismas fuentes han asegurado que no pensaban que pudiera llegar a este extremo.

El sargento del parque de Nules, Ignacio Gil, ha confirmado que un agente de la Guardia Civil ha resultado herido leve al tratar de apagar el fuego, y ha recibido asistencia médica en un centro de salud de la localidad.

Tras sofocar las llamas, según la dueña de un bar vecino, la mujer ha permanecido consciente en el suelo y decía: "¡Mirad lo que me habéis hecho, me lo habéis quitado todo!".

Fuentes del Ayuntamiento de Almassora han explicado que se trata de una vecina de la localidad de 47 años que se ha rociado con carburante y se ha prendido fuego en el interior de una sucursal bancaria a las 12.40 horas.

Tras ser estabilizada por el personal del Samur, la mujer ha sido trasladada en un helicóptero medicalizado a la unidad de quemados del Hospital La Fe de Valencia en estado grave.

En el momento de los hechos solo estaba cerca de la mujer uno de los empleados de la entidad bancaria, que no ha resultado herido.

La mujer ha sufrido quemaduras en el 48 % de su cuerpo, según fuentes de la Generalitat, mientras que desde el Consorcio Provincial de Bomberos han añadido que las quemaduras que sufre la mujer son de segundo y tercer grado.