Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

cerrar

El preso español por el que intercedió el rey sigue esperando su traslado desde Marruecos

Fuentes de Exteriores confían en poder solucionarlo "en breve espacio de tiempo"

Una semana después de que la Casa Real anunciara como inminente su traslado a España, Antonio García Vidriel, de 57 años y encarcelado en Tánger desde hace 15 meses, sigue a la espera de la solicitud oficial de las autoridades españolas. La petición, hecha por el rey al Gobierno de Rabat por motivos de salud, puede tardar semanas una vez que llegue el viernes al consejo de ministros.

Lo que se anunció como el broche perfecto para la visita del Rey a Marruecos se ha convertido en una confusa historia que podría tardar meses en resolverse. Justo antes de que la comitiva española volviera a Madrid desde Rabat, la Casa Real anunciaba que el rey Mohamed VI había comunicado en persona al monarca español que se había solucionado el caso del preso Antonio García Vidriel.

Varios medios incluso informaban de que el reo estaría en casa al día siguiente, es decir el pasado viernes. "Nosotros nos enteramos por la prensa", dice Miguel, portavoz de la plataforma Presos Marruecos "y tratamos de tranquilizar a la familia, que estaba muy contenta, porque oficialmente no constaba nada de lo anunciado".

Lo primero que se aclaró es que no era una 'liberación', sino un traslado por motivos de salud, para que Antonio cumpliera el resto de su condena en una cárcel española. Pero el portavoz dice que en todo momento se les transmitió que "no iba a ser un proceso ordinario, sino que sería casi inmediato".

Pero cinco días después Antonio sigue sin saber nada de su caso. "Él está tranquilo, porque después de tanto tiempo aprendes a esperar, pero su familia está preocupada porque su situación es grave".

La solicitud de traslado irá este viernes al consejo de ministros, de donde debería trasladarse a Interpol, la que luego realmente procede a recoger y entregar al preso a la policía española. "Esos traslados -dice Miguel- están tardando entre un año y medio y dos años". El Ministerio de Justicia dice que han acelerado la petición, pero que los pasos son los habituales en estos casos y que no se pueden saltar.

La defensa de Antonio ya solicitó en diciembre pasado el traslado. Cumple la condición fundamental del convenio entre España y Marruecos aplicable en estos casos, al tener una sentencia firme de cuatro años. La plataforma de presos "agradece mucho" la intervención del monarca ¿Qué cambia entonces la mediación real? El Ministerio de Exteriores aclara que ha servido para acelerar el proceso sin llegar a esos tiempos habituales en estos casos y, sobretodo, para "asegurarse que la respuesta de Marruecos sea positiva".

Un preso con graves problemas de salud

Fue la Zarzuela la que llevó para este viaje el informe de García Vidriel. El Rey le pidió al primer ministro marroquí, Abdelilah Benkiran, que se trasladara al preso por motivos de salud. Antonio fue detenido en abril de 2012 junto a su hijo, cuando la policía marroquí encontró 'hachis' en el camión en el que llevaban un cargamento de melones.

Con 57 años y diabetes, las malas condiciones de las cárceles marroquíes hicieron el resto, como contó el propio Antonio a la Cadena SER el pasado diciembre: "se me están hinchando los pies, me duelen los riñones, se me han caído cuatro uñas, tengo que dormir sentado en la cama por los dolores; yo seré un preso, pero no me pueden tratar como a un perro y darme unas pastillas para el dolor".

Miguel, que además de portavoz de la plataforma Presos Marruecos hace las veces de voz de las familias, dice que consuelan a la familia diciendo "que va a volver pronto; pero para él venirse también es un mal trago, porque deja allí a su hijo".

Las 21.00: "Presos españoles en cárceles insalubres".