Últimas noticias Hemeroteca

Las autoridades andorranas intervienen Banca Privada de Andorra

La entidad está acusada de blanquear fondos por el departamento del Tesoro de los Estados Unidos

Colas en sede central de BPA este martes 17 de marzo. /

El jefe del gobierno andorrano, Antoni Martí, ha anunciado este martes que Banca Privada de Andorra (BPA) ha sido intervenida por el INAF (Instituto Nacional de Finanzas) con la designación de dos administradores después de estar acusada por el departamento del Tesoro de los Estados Unidos de blanquear dinero procedente del crimen organizado.

La medida se ha tomado de manera cautelar después de recibir la alerta de las autoridades norteamericanas y tiene por finalidad “garantizar el funcionamiento de la entidad financera” según Antoni Martí, “hasta que se aclaren las denuncias formuladas por los Estados Unidos de América”.

Ahora se abre un periodo de sesenta días para resolver la exigencias del departamento del Tesoro americano el cual ha calfiicado BPA de entidad “sometida a preocupación de primer orden en materia de blanqueo de dinero”.

El Jefe del Gobierno andorrano, Antoni Martí

Martí ha asegurado en rueda de prensa extraordinaria que “Andorra siempre ha cumplido con sus obligaciones en la lucha contra el blanqueo” y así consta en la declaración que hoy mismo se ha emitido al gobierno norteamericano.

El jefe del ejecutivo andorrano ha garantizado una actuación “efectiva” para que la investigación en curso “ no sufra ni retrasos ni tropiezos”.

Una de las medidas urgentes ha sido que el INAF intervenga BPA para garantizar la continuidad de servicio del banco. Igualmente se ha trasladado la información enviada por las autoridades americanes a la fiscalia general andorrana y a la Unidad de Investigación Fiscal del Principado.

Dura comunicación

El departamento del Tesoro norteamericano acusa en una dura comunicación social a los principales gestores de BPA de facilitar operaciones relacionadas con el blanqueo de capitales procedentes de organizaciones criminales de Rusia, China y Venezuela.

Según las autoridades americanas, la entidad andorrana habría participado en un “altísimo nivel” en facilitar transacciones de la mafia rusa a través de Andrei Petrov, quien fue detenido por las autoridades españolas en Lloret de Mar (Girona) en 2013 acusado de blanqueo de capitales. Incluso se le relaciona con uno de los ‘diez más buscados’ por el FBI, Semion Mojilevich.

Para facilitar estas operaciones, los gestores de BPA “habrían percibido altísimas comisiones” según el informe del Tesoro de los Estados Unidos.

Otro de los casos en los que estaria relacionada la entidad bancaria andorrana seria con el jefe de la mafia China en España, Gao Ping, detenido desde el 2012. Según las autoridades americanes, Ping habría pagado una comisión muy importante para que BPA aceptara depósitos de dinero opaco.

Finalmente, BPA también estaria relacionada con el blanqueo de fondos procedentes de la estatal Petroleros, de Venezuela. Se calcula que la entidad bancaria andorrana habría blanqueado unos 2.000 millones de dolares según las acusacions del departamento del Tesoro norteamericano.

COMUNICADO DE LA Banca Privada d’Andorra (en catalán)

Arran de la comunicació en premsa per part del FINCEN dels EUA del 10 de març en què se sospita que alguns directius/ empleats de la nostra organització haurien actuat amb irresponsabilitat i males praxis i haurien facilitat operacions de blanqueig de capitals a presumptes organitzacions criminals, BPA obrirà immediatament una investigació interna per esclarir aquests fets, corregir operatives internes i depurar responsabilitats. A tal efecte, el Banc ja col·labora estretament amb els interventors nomenats per l’INAF, regulador del sistema financer andorrà. Les investigacions de FINCEN es refereixen exclusivament a les activitats andorranes de BPA i no afecten les seves filials internacionals. El Consell d’Administració i tots els òrgans directius de BPA es mantenen en les seves funcions i el banc està realitzant les seves activitats financeres amb total normalitat, el que suposa una intervenció preventiva de l’INAF per garantir el procés d’investigació. L’adopció d’aquestes mesures per part del supervisor andorrà no tenen res a veure ni amb la solvència ni amb la liquiditat de l’entitat. En paraules del cap de Govern d’Andorra: “es tracta d’un cas de presumptes males pràctiques i no d’una situació de risc de solvència o problemes de balanç".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?