¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CONSEJO DE MINISTROSEl Gobierno vuelve a reafirmarse: "Este es un referéndum ilegal que no se va a celebrar"

¿Qué es hoy ETA?

Lo que le queda a ETA son sus presos. Su hoja de ruta no pasa ni por el desarme ni tampoco por su disolución. El objetivo es hacer entregas "simbólicas" de material para pactar salidas

Un niño pasa junto a un mural que representa a un encapuchado junto al anagrama de ETA /

Lo que queda hoy de ETA son sus presos. Cinco años después de que anunciase el cese definitivo de las acciones armadas, el 20 de octubre del 2011, fuentes de la lucha antiterrorista ubicados en Francia hablan de que la banda terrorista cuenta con diez miembros activos en Francia, con un centenar de armas, con munición de diferente calibre y dos toneladas de explosivo.

La banda terrorista armada tiene más miembros huidos en diferentes puntos de Europa y muchos en Inglaterra. Algunos de estos miembros tienen delitos de sangre y están a la espera de algún tipo de negociación que el gobierno del Partido Popular (PP) no está dispuesto a emprender al menos de momento ni con los huidos ni con los presos de la organización armada. Lo más importante ahora mismo es subrayar que cinco años después del cese definitivo de las acciones armadas no hay ningún informe policial que señale o alerte de la posibilidad de una vuelta a las armas ni por parte de la organización ni tampoco por parte de ninguna escisión. ETA se mantiene en stand by esperando y dando la iniciativa política a Sortu principalmente en lo que se refiere a la política penitenciaria.

¿Cuál es la hoja de ruta?

ETA mantiene una hoja de ruta inamovible desde el principio, desde que decidió comunicar a la opinión pública que dejaba las armas. Nunca ha contemplado la entrega de armas ni tampoco su disolución. Su plan ha pasado siempre por guardarse la “baza” del armamento para negociar una salida “pactada” para sus presos y realizar diferentes escenificaciones de entrega de material, como la que hizo hace dos años a través de un video y por medio del Comité de Verificación Internacional con el que ha mantenido y sigue manteniendo contactos durante todo este tiempo.

La última operación policial al norte de Paris, en el departamento 60 ha trastocado en cierta forma los planes de la banda terrorista. El pasado miércoles coincidiendo con la festividad de la Hispanidad, se desmanteló un zulo “estratégico” donde ETA había logrado aglutinar parte de su armamento. La policía francesa se incautó de 145 armas cortas entre pistolas y revólveres, muchos de ellos de los que se robaron en Vauvert (Francia) en el año 2006. Según fuentes policiales a pesar de que le queda todavía material pero el golpe a su infraestructura es fuerte. Tiene menos que mostrar y sobre todo menos material con el que poder llegar a algún tipo de acuerdo con el gobierno.

Lo que se espera ahora es probablemente algún comunicado inminente en el que en la misma línea de Sortu, ETA señale que este tipo de operaciones policiales no ayudan al desarme. Todo indica que la banda armada va a seguir con su hoja de ruta, es decir, haciendo entregas de material simbólicas a través de los mediadores internacionales y del Comité de Verificación Internacional.

¿Qué pasa con los presos?

Ahora mismo la organización armada tiene 296 presos en España y 83 en Francia. Siguen bajo la disciplina del EPPK , el autodenominado colectivo de presos políticos vasco. Es cierto que en el último año y medio debido sobre todo al desánimo que reina en las cárceles ante la falta de avances con el gobierno, se ha levantado el “pie del freno” y se han publicado ponencias en las que se acepta que los presos se acojan a ley española penitenciaria vigente que permite entre otras cosas acogerse a beneficios penitenciarios.

De momento las iniciativas que se han presentado han sido rechazadas tanto por las juntas de tratamiento de las cárceles como por la propia justicia. El argumento esgrimido aunque las iniciativas son personales el patrón es común, marcado por el colectivo, lo cual no es válido para la justicia.

Este “formulario” común no recoge por ejemplo el arrepentimiento de los presos de ETA, condición necesaria en la fórmula de reinserción de Nanclares de Oca que ahora mismo está muerta. El balance final ha sido de 27 personas desvinculadas de la organización armada y entre entre ellas Idoia lopez Riaño, “La Tigresa” (aunque ella dice que no era su alias) que en los próximos días va a acceder a su primer permiso penitenciario después de 22 años en la cárcel.

Vivir después de matar

Los testimonios de 11 exmiembros de la banda terrorista ETA que decidieron romper con la organización

Cargando